DESCUBRIR
×

Cómo quitar los malos olores de los muebles de cuero

Actualizado 21 febrero, 2017

El cuero es un material fuerte y duradero fabricado a partir de la piel de un animal. Los muebles de cuero pueden darle a un ambiente un aspecto elegante, pero a veces el cuero nuevo viene con algo más que una buena apariencia. El mal olor puede ser el resultado de diferentes factores. Las mascotas, los niños y la vida cotidiana pueden ser elementos que contribuyen a un mal olor que exuda de tu mueble y llena la habitación. Incluso el cuero que es nuevo puede crear su olor poco agradable. El olor es fácil de tratar con los conocimientos y los materiales adecuados.

Instrucciones

Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

    Algunas sugerencias sencillas

  1. Con un paño limpio y suave, limpia profundamente el mueble con vinagre. Aunque ahora huela mucho a vinagre, el olor se irá. Deja secar el mueble y retira todo residuo con un paño suave limpio.

  2. Mezcla dos cucharadas de amoníaco en una botella rociadora y rocía el mueble con la solución. Deja secar.

  3. Esparce bicarbonato de sodio por todo el mueble y deja que se asiente durante toda la noche antes de pasar la aspiradora. Si esto no es factible, vierte el bicarbonato en calcetines, átalos y colócalos sobre el mueble y dentro de éste.

  4. Coloca pequeñas bolsas de ceolita en el sofá y déjalas varias horas. Éstas absorberán los olores. Las bolsas se pueden colocar al aire libre al sol para recargarlas.

  5. Mezcla una cucharadita de detergente suave para vajilla con un cuarto (1 l) de agua tibia y agítalo hasta que se formen burbujas. Usa las burbujas y un paño suave limpio para limpiar el mueble. Usa otro paño para secarlo.

Consejos

  • Prueba cada método en un lugar poco notorio del mueble antes de usarlo en el mueble.
  • Acondicionar el cuero también te ayudará a quitar los olores y dejará el cuero brillante.
  • Haz masajes en el cuero con aceite de linaza, el cual es una alternativa amistosa con la ecología y, además, barata.

Advertencias

  • Es importante no empapar el cuero, ya que podrías arruinarlo.

Necesitarás

  • Un paño suave limpio
  • Vinagre
  • Amoníaco
  • Bicarbonato de sodio
  • Cristales de ceolita
  • Detergente suave para vajilla
  • Aceite de linaza