Cómo reciclar latas de aluminio y botellas de plástico

11
Ha sido de ayuda

Reciclar, reutilizar y reducir son las tres actividades que se deben llevar a cabo para cuidar el medio ambiente y evitar que el mundo termine sepultado bajo una montaña de basura. Cada año se producen alrededor de 500 000 toneladas de desechos plásticos en el mundo. Gran parte de esta basura termina en ríos, playas, mares y bosques ocasionando un grave daño a la naturaleza porque este material demora cientos de años en degradarse. Reciclar una lata de aluminio ahorra el 90% de la energía que se necesita para producir una nueva. Comienza a reciclar y salva el mundo.

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Compra dos contenedores, uno para colocar las botellas de plástico y otro para colocar las latas de aluminio. De esta manera será más fácil reciclar estos materiales, ya sea que los utilices para hacer manualidades o para llevarlos a un centro de reciclado. Coloca estos contenedores en un lugar de tu casa donde estén protegidos de la lluvia para evitar que las latas se oxiden.

Paso 2

Limpia cada botella y cada lata antes de ponerlas en el contenedor. Retira las etiquetas de papel y los tapones de las botellas porque son de un plástico diferente que necesita otro proceso de reciclaje. Las latas de aluminio de productos para el cabello, productos para la limpieza o para la cocina también se pueden reciclar, incluido el papel aluminio.

Paso 3

Aplasta las botellas de plástico y las latas de aluminio, de esta manera ahorrarás espacio y podrás reciclar más. Si vas a usar las botellas para hacer manualidades no necesitarás aplastarlas, solo guárdalas para usarlas después. Con las botellas se pueden hacer taburetes, lámparas, macetas, bolos o adornos para la casa.

Paso 4

Separa las botellas de plástico por colores, así le facilitarás el proceso de reciclado a las empresas que lo realizan. Busca el centro de reciclado más cercano a tu domicilio, ahí podrás entregar el aluminio, las botellas y el cartón acumulado. En algunos centros te comprarán el material de acuerdo a lo que pese el desecho que llevas.

Paso 5

Para salvar al medio ambiente evita comprar productos que tienen un empaque individual porque no todo el plástico se puede reciclar. Elige las presentaciones familiares de jugos y bebidas pues generas un solo envase de desecho contra cuatro u ocho de las presentaciones individuales. El plástico más común es el polietileno tereftalato o PET, con él se fabrican las botellas en donde se envasa agua o bebidas para el consumo humano. Pon en práctica las tres erres y estarás ayudando al planeta a sobrevivir.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente