Cómo hacer un recipiente para compost doméstico

Escrito por regan hennessy | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un recipiente para compost doméstico
Construye un recipiente para compost a partir de un cubo de basura viejo. (old metal garbage trash can image by Kathy Burns from Fotolia.com)

Las estadísticas de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos reflejan que más de la mitad de los desechos que los estadounidenses arrojaron a la basura durante 2008 consistía en materiales que podrían haberse convertido fácilmente en compost como restos de comida, recortes del jardín y productos de papel. Hacer un recipiente para compost doméstico es una forma simple de reducir considerablemente la cantidad de basura que envías a los rellenos sanitarios. Aunque puedes comprar los elementos necesarios para hacerlo, reutilizar algunos artículos que ya tienes en casa es una buena forma de ahorrar dinero. Si utilizas un cubo de basura, podrás contar con un recipiente para compost limpio y cerrado donde convertirás tus desechos domésticos en un abono rico en nutrientes para tus plantas en maceta y hortalizas del jardín.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cubo de basura con tapa
  • Guantes de trabajo
  • Gafas de seguridad
  • Una sierra de vaivén
  • Un taladro
  • Una manguera de jardín
  • Una cuerda elástica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ponte guantes de trabajo y gafas de seguridad. Retira la tapa del cubo de basura, si se trata de una hermética, mucho mejor. Coloca el cubo boca abajo sobre el suelo y quita toda la base con una sierra de vaivén que tenga una hoja multiuso o para cortar acero, según el material en que esté hecho el recipiente que puede ser de plástico o metal.

  2. 2

    Coloca el cubo boca arriba sosteniéndolo firmemente con tu mano desde el borde superior. Taladra los orificios de ventilación a lo largo de los laterales. Utiliza una broca de 3/8" y haz aproximadamente entre 20 y 25 orificios en la mitad superior de los laterales del recipiente.

  3. 3

    Cava un hoyo en el suelo que coincida con el diámetro del cubo de basura. La profundidad debe ser igual a la mitad de la altura del recipiente para compost; por ejemplo, si mide 30" (90 cm) de alto, cava un hoyo de unas 18" (45 cm) de profundidad.

  4. 4

    Inserta el cubo en el hoyo y empújalo hacia abajo hasta que la mitad inferior quede debajo de la tierra. Llénalo con una mezcla de desechos orgánicos compuesta por partes iguales de elementos ricos en nitrógeno y carbono. Procura romper las piezas grandes en trozos pequeños de no más de 1 1/2" de diámetro (3,8 cm). Agrega agua en forma de rocío con una manguera de jardín a medida que incorporas los elementos en el recipiente; el objetivo es que queden tan húmedos como una esponja escurrida.

  5. 5

    Sella el recipiente. Coloca la tapa y fíjala en su lugar con una cuerda elástica al pasarla por ambas manijas y unir firmemente sus ganchos.

Consejos y advertencias

  • Busca un cubo de basura del tamaño apropiado para los desechos que se producen en tu hogar; los recipientes de 30 a 45 galones (115 a 170 litros) funcionan muy bien. Procura que sea de metal o plástico y que cuente con una tapa hermética. Asegúrate de que el cubo nunca haya contenido sustancias químicas nocivas que pudieran haberse filtrado en las paredes y contaminarían el producto final.
  • Algunos ejemplos de desechos orgánicos ricos en nitrógeno: recortes de césped fresco, restos de vegetales y frutas, café molido y estiércol de vaca o caballo.
  • Algunos ejemplos de desechos orgánicos ricos en carbono: hojas muertas, recortes de césped seco, paja, heno viejo, periódicos y cartón.
  • En otro recipiente, recolecta elementos aptos para el compostaje hasta que el contenido del cubo de basura se termine de descomponer. Muchas personas optan por construir dos recipientes para compost, lo que les permite contar con uno disponible para seguir recolectando residuos.
  • Según la Extensión Cooperativa de la Universidad de Illinois, estos recipientes pueden producir el compost en un lapso de seis meses. Si deseas obtenerlo con mayor rapidez, puedes girar y mezclar el compost una vez cada cinco o siete días con un rastrillo para estiércol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles