Cómo reconocer una relación poco saludable con tu madre

Escrito por christina whitaker | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo reconocer una relación poco saludable con tu madre
Arregla los problemas que tengas con tu madre para desarrollar una relación más sana con ella. (Marc Debnam/Digital Vision/Getty Images)

El refrán dice que no puedes escoger a tu familia. Algunas personas tienen malas relaciones con los miembros de su familia. Esto es especialmente cierto en las relaciones entre padres e hijos, en las que ambos se esfuerzan por encontrar un equilibrio que funcione bien para las dos partes. A pesar de que en todas las relaciones hay problemas a veces, ten en cuenta los siguientes factores para determinar si tienes una relación poco saludable con tu madre.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Evalúa si tu madre es demasiado dura contigo. Tal vez te disciplinó más de lo necesario cuando eras un niño, golpeándote o gritándote. O, tal vez critica todos tus movimientos. Aunque muchas madres pueden expresar desaprobación a sus hijos, en cosas como hacerse un tatuaje o cuando no va bien en la escuela, si la tuya encuentra una razón para criticar tus actividades a diario, entonces es demasiado severa. Algunas madres se justifican con sus hijos bajo el pretexto de la "paternidad". Pero una madre que le dice a su hijo que es estúpido o no es lo suficientemente bueno, podría fomentar una relación enfermiza.

  2. 2

    Considera qué tan cerca estás de tu madre. Tal vez estés demasiado cerca o muy lejos de ella. Si apenas pasas tiempo con tu madre, esto puede ser un signo de una relación no saludable. Del mismo modo, si vives en la misma casa que ella, pasas la mayor parte de tu tiempo en tu habitación o en una parte separada de la casa, los dos tendrían un relación poco saludable. Por otro lado, tú y tu madre pueden tener una relación demasiado cercana. Si ella espera que la incluyas en cada aspecto para tomar decisiones, incluso sobre cuestiones de menor importancia, ambos son demasiado cercanos. O, si ella se ofende porque deseas pasar tiempo con tus amigos de vez en cuando, quiere decir que los dos tienen una relación demasiado estrecha.

  3. 3

    Piensa si puedes o no comunicarte abiertamente con tu madre. La cantidad de información que uno siente que puede comunicarle cómodamente a su madre puede variar drásticamente de un hijo a otro. Por ejemplo, algunos se sienten cómodos hablando de su vida sexual con sus padres, mientras que otros no lo harían. No hay una pauta clara de los temas que se deben discutir con una madre, pero debes sentirte cómodo expresándole tus sentimientos, deseos y opiniones. Si te sientes tenso cuando surgen esos temas, es posible que no tengas una relación sana con ella.

  4. 4

    Reflexiona sobre cómo te hace sentir tu madre. Si ella te hace sentir mal acerca de ti o te sientes triste o enojado después de interactuar con ella, ese es un signo de una mala relación. Evalúa si te gusta pasar tiempo con tu madre o si te sientes presionado o atrapado cuando estás con ella. Si quieres pasar tiempo con ella, entonces ambos tiene una relación sana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles