Cómo tratar con una madre posesiva

Escrito por nicole schmoll | Traducido por alejo beltzer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar con una madre posesiva
(Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Una madre posesiva puede hacer la vida difícil para sus hijos, sus amigos y cónyuges. Tildadas también de "despóticas" o "controladoras", las madres posesivas todavía están aprendiendo cómo dejar ser a sus hijos y confiar en sus propias habilidades de tomar decisiones. Ellas también están aprendiendo a aceptar las decisiones de sus hijos, lo cual es difícil de hacer si esas decisiones son diferentes de las que las madres tomarían. Tratar con una madre posesiva requiere comprender por qué ella o tu suegra lo hace y aprender a ser amoroso con ella, pero firme en tus propias decisiones.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Aprende todo lo que puedas acerca de la infancia de tu madre, su familia y sus experiencias de vida. Estos factores influyen en cómo una persona se comporta cuando es un adulto. Utiliza esa información que obtengas para comprender mejor de dónde saca tu madre esa personalidad posesiva o controladora. Detecta qué es lo que ha hecho que ella se comporte como lo hace hoy en día, y que todavía tiene el poder de elegir la forma en que trata a los demás, incluyendo a sus hijos y suegros.

  2. 2

    Entiende que no serás capaz de satisfacer todas las demandas de tu madre o de hacerla sentir feliz todo el tiempo. Resiste a la tentación de orientar tu vida según sus deseos si ya eres un adulto. Toma las decisiones que consideres correctas con tus valores y con lo que deseas hacer en tu vida.

  3. 3

    Dile a tu madre que sabes que ella te ama profundamente y que estás muy agradecido por todo lo que te ha dado y sacrificado por ti. Explícale que su deseo de aferrarse a ti sólo acarrea que sientas la necesidad de tener que alejarte; una conversación sincera y cariñosa puede abrir los ojos de tu madre del comportamiento posesivo que no se da cuenta que está mostrando.

  4. 4

    Establece límites con tu madre y no permitas que ella controle tu vida. Decide con qué frecuencia le permitirás a tu madre interactuar contigo y tu familia, como una llamada de teléfono cada día o un número determinado de visitas cada semana. También puedes dejar momentos del día para verse, o en eventos como unas vacaciones o una cena dedicada a pasarla con tu familia.

  5. 5

    Debes ser exigente en cuanto a la cantidad de información que compartes acerca de tus circunstancias y decisiones con tu madre. Infórmale sólo después que hayas tomado tu decisión, en lugar de durante el proceso, para evitar que se inmiscuya demasiado. Esto también evita la oportunidad para tratar de controlar la situación y manipularte en la toma de una decisión que sea mejor para ella que para ti.

  6. 6

    Reconoce que el cambio lleva tiempo, tanto para ti como para tu madre. Considera la posibilidad de hablar con un consejero familiar profesional y adéntrate en comentar cómo te afecta la conducta posesiva de tu madre. Un consejero puede ayudarte a desarrollar estrategias para tratar con ella de una manera saludable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles