Remedios caseros para limpiar mi lavavajillas

Escrito por laura rico | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Remedios caseros para limpiar mi lavavajillas
Los remedios naturales mantienen el lavavajillas limpio y los platos seguros. (Dishes image by Towards Ithaca from Fotolia.com)

Con el tiempo, los lavavajillas pueden acumular residuos de jabón, depósitos de agua dura y un olor a humedad. Los productos que se compran en la tienda y que son diseñados para limpiar el interior de la máquina pueden funcionar bien, pero varios remedios caseros funcionan igual de bien, cuestan menos y no son tóxicos. El momento para limpiar el lavavajillas puede ser cuando los platos tengan una película blanca sobre ellos después de haber sido lavados, o si sientes un olor perceptible proviene de la máquina.

Otras personas están leyendo

Vinagre

El vinagre es útil para eliminar olores, depósitos de agua dura y espuma de jabón del interior del lavavajillas. Llena un vaso con vinagre blanco, y luego ponlo en el estante superior de un lavavajillas vacío. Hazlo funcionar en su ajuste más caliente y deja que el vinagre lo lave por dentro. Después desaparecerán los olores o el agua dura y la acumulación de jabón del lavaplatos. El vinagre es una elección natural, y no depositará materiales tóxicos en los platos lavados después del ciclo de limpieza. Si una carga de platos está cubierta con espuma de jabón blanca o con manchas de agua dura después de un ciclo regular, la carga se puede volver a lavar con una taza de vinagre, con lo que se limpiarán los platos, así como la máquina. El vinagre no deja ningún residuo ni sabor en los platos limpios.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es útil para limpiar y desodorizar el lavavajillas. Antes de un ciclo, espolvorea bicarbonato de sodio en la parte inferior del balde del lavavajillas. Haz funcionar la máquina en un breve ajuste caliente. Esto se puede hacer tanto con un lavavajillas vacío como con una carga de platos que tenga espuma de jabón y manchas de agua dura. El bicarbonato de sodio es particularmente útil para limpiar vasos y platos de vidrio, así como ollas de metal y sartenes. Es un elemento común en la mayoría de las cocinas, y no es tóxico y seguro de usar en todos los platos.

Jabón y limonada sin azúcar

Una taza llena de jabón lavavajillas mezclada con limonada sin azúcar es otra alternativa de limpieza. Usa solo jabón lavavajillas, porque el jabón para platos regular u otros jabones producirán demasiada espuma que se saldrá de la máquina y posiblemente causará un mal funcionamiento. El jabón de lavavajillas en polvo funciona mejor que los detergentes en gel, ya que se puede verter en la parte inferior de la máquina inmediatamente y no contiene cloro. Los geles tienden a dejar los platos con una película blanca sobre ellos. La limonada sin azúcar añade un elemento ácido a este método de limpieza que ayudan a deshacerte de la nata y de las manchas de agua dura. La limonada es casi transparente y no mancha el interior de la máquina como algunos otros sabores y colores lo hacen.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles