Cómo hacer un repelente casero para perros y gatos

7
Ha sido de ayuda

Los perros y gatos callejeros pueden hacer un desastre en tu terreno y provocar daños en tu jardín. Si tienes tus propias mascotas, también pueden causarles si deambulan alrededor de tu casa. Puedes proteger tu propiedad y tus mascotas preparando un repelente casero para perros y gatos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Identifica tu problema principal. Vas a tratar principalmente con perros o gatos, o tienes el problema con ambos. Un repelente casero está basado en una sustancia que no le gusta al animal problemático. Si tu problema se limita principalmente a una de las especies, puedes dirigir tus esfuerzos en esa dirección.

Paso 2

Identifica una sustancia apropiada para usar. Los perros generalmente odian el olor a vinagre, amoniaco, alcohol desinfectante y los olores cítricos como limones y naranjas. A los gatos no les gustan los cítricos, el romero ni el vinagre. Si tienes problemas con ambos tipos de animales elige algo que aleje tanto a perros como a gatos.

Paso 3

Aplica la sustancia en tu césped, jardín u otra área afectada. Si vas a usar un aroma en forma de líquido, empapa bolas de algodón y colócalas por toda la zona. Si vas a repeler gatos, puedes plantar romero si no quieres usar el método de las bolas de algodón y aceite de romero.

Paso 4

Mantén fresco el repelente de forma regular. La lluvia destruirá las bolas de algodón y el viento puede llevarlas lejos. Incluso si se quedan en su sitio, se secarán y el aroma perderá su efectividad. Debes reemplazar el repelente a menudo, o los problemáticos perros y gatos notarán que el olor ha desaparecido e invadirán tu propiedad de nuevo.

Paso 5

Si uno de los repelentes parece haber perdido su efectividad, cambia a otro. Quizá necesites usar dos aromas diferentes al mismo tiempo, porque no hay un repelente efectivo contra todos los tipos de perros o gatos. Esto suele ser una cuestión de mezclar, unir y experimentar para descubrir que funciona mejor en tu situación.

Consejos y advertencias

  • No uses bolas de alcanfor o pimienta de cayena para repeler perros y gatos. Las bolas de alcanfor son venenosas para los animales, y la pimienta de cayena puede causar daños en los ojos de los perros o gatos mientras intentan eliminar la irritación.

Comentarios

Más reciente