Hobbies

Cómo restaurar colectores de admisión de aluminio fundido

Escrito por richard rowe | Traducido por mike tazenda
Cómo restaurar colectores de admisión de aluminio fundido

El aluminio es robusto para el arte funcional, pero mantenerlo con buen aspecto requiere algo de trabajo.

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Los colectores de admisión de aluminio fundido reciben mucha carga en términos de función y producción, y tienen al menos un defecto mayor. Como los bloques del motor, los colectores de aluminio se fabrican vertiendo aluminio líquido en un molde hecho de arena. Este proceso hace que la superficie del colector de admisión sea ligeramente áspera al tacto y que sea propensa a absorber fluidos como aceite y anticongelante. Si combinas este defecto con el poder de la oxidación que se forma sobre la superficie del aluminio, y con las grietas que se pueden generar por el uso, este tipo de manchas y contaminantes pueden arruinar visual y funcionalmente un colector de admisión.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Recipiente poco profundo lo suficientemente grande para contener al colector
  • Detergente para platos
  • Pincel de cerdas duras
  • Removedor de óxido
  • Cinta adhesiva
  • Navaja
  • Herramienta de chorro de arena
  • Arena equivalente a 200 y 400 granos
  • Tabla de esmerilar
  • Papel de lija para material seco o húmedo de 1000 granos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca el colector de admisión en el recipiente, una sartén grande en general sirve, y llénalo con una mezcla de 80% agua y 20% detergente para platos. Mezcla bien y sumerge la pieza en la mezcla por toda una noche. Puedes acelerar el proceso de limpieza calentando el agua a unos 150°F (60°C), sólo lo suficiente para que el detergente no forme espuma y se evapore.

  2. 2

    Retira el colector y límpialo con un pincel y más jabón. El detergente debe haber ablandado y removido la mayor parte del aceite, de modo que es probable que sólo debas cepillarlo ligeramente. Enjuaga el colector y sécalo con aire comprimido. Repite el procedimiento con un limpiador específico para aluminio, algunos fabricantes tienen recomendaciones sobre estos productos, pero cualquier limpiador para ruedas de aluminio funciona. Permite que el colector se asiente por tanto tiempo como puedas y luego retíralo, límpialo con el pincel y sécalo nuevamente con aire comprimido.

  3. 3

    Coloca cinta las superficies de unión del colector y las partes planas donde los cilindros de la cabeza y del carburador se unen al cuerpo. Aplica una capa doble de cinta, y luego corta el exceso con una navaja. Sólo quieres que estén cubiertas las juntas y los orificios para tornillos, deja los puertos y los pasajes internos expuestos para poder limpiarlos mediante un chorro de arena.

  4. 4

    Pulveriza con chorro de arena de 200 granos el colector y remueve cualquier mancha y restos de suciedad grosera, evita tocar las superficies cubiertas con cinta en la medida en que sea posible. Puedes detenerte aquí si así lo deseas, pero es probable que la arena de grano 200 haya omitido la suciedad más fina. Puedes repetir el proceso con arena más fina, de grano 400 ó 500, que es más pequeña, lo cual le dará un mejor acabado al colector de admisión.

  5. 5

    Quita la cinta y usa una tabla para abrasivos y un papel de lija de 1000 granos sobre las superficies de unión. La tabla debe tener al menos 18 pulgadas (45 cm) de largo) y observa que no se produzcan patrones extraños en la superficie en la medida en que lijas. Los patrones en la superficie indican área con poco relieve que puede no sellar apropiadamente. Si los patrones son muy marcados, o si no puedes emparejar la superficie con papel de lija, puede que necesites llevar el colector de admisión a un taller para que lo coloquen en un molino abrasivo.

  6. 6

    Lava cuidadosamente el colector de admisión para quitar el limpiador y la arena de su interior. Este paso es crucial para evitar que arena se introduzca en tu motor o tu sistema de refrigeración, de modo que tómate tu tiempo. Una vez que el colector esté limpio y seca, rocía un par de capas finas de pintura transparente para colectores o para bloques de motor. No uses la laca transparente estándar, ya que ésta no está diseñada para altas temperaturas, y rápidamente se quemará y se tornará amarilla o marrón.

Consejos y advertencias

  • Las grietas internas en un colector de admisión son algo relativamente común, pero no dejes que éstas arruinen tu restauración. La soladura TIG del colector es na opción, pero regresar a la apariencia de fábrica es difícil, y puedes crear problemas mayores debido a la deformación por calor. Los mecánicos han estado reparando tapas de cilindro de aluminio rajadas por años "cosiendo" la grieta usando alfileres tipo tornillos. Este procedimiento no requiere de calor, otorga un acabado parecido al de fábrica, luego de un poco de trabajo con una aguja, y se puede hacer sin ningún tipo de equipamiento especial. Coser el aluminio no es particularmente difícil, pero lleva mucho tiempo y requiere de alguna práctica de antemano. Una vez que terminas, tendrás una reparación permanente y prácticamente invisible que durará por toda la vida de tu colector de admisión.
  • No calientes el limpiador para aluminio, ya que emitirá gases tóxicos y potencialmente inflamables.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media