¿Cómo revivir un árbol bonsai moribundo?

Escrito por charmayne smith | Traducido por valeria b. rivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo revivir un árbol bonsai moribundo?
Tiempo, paciencia y generosa atención pueden ayudar a revivir a tu bonsai moribundo. (Stephen Schauer/Lifesize/Getty Images)

Hojas marchitas, inclinación y frágiles ramas son verdaderos signos de un bonsai enfermo. Ya sea que lo hayas descuidado o se haya infectado, un bonsai moribundo requiere atención inmediata si tienes la intención de salvarlo. No todos pueden ser salvados de un estado moribundo, pero con un poco de cuidado y atención, tu bonsai puede tener una oportunidad.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras de podar
  • Macetas contenedoras
  • Envase de cristal
  • Detergente suave
  • Tierra para macetas
  • Perlita
  • Musgo Sphagnum

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza tijeras de podar afiladas y estériles para eliminar cualquier parte del bonsai que no se pueda salvar, como ramas muertas o rotas, y follaje y tallos marchitos. Recorta las ramas por el tronco o líder.

  2. 2

    Mira a ver si los cambiums de las áreas de corte son de color verde y claramente saludables. Tienes posibilidades de que tu bonsai se recupere si el cambium es saludable ya que esto demuestra que el árbol sigue siendo viable. No te asustes si estos en algunas zonas están secos, mientras que otros no lo están.

  3. 3

    Retira el bonsai de su maceta para podar las raíces y replantarla. Inspecciona el sistema de raíces a fondo. Utiliza tijeras afiladas y estériles para podar las raíces muertas y marchitas. Retira todas las raíces infectadas, muertas y dañadas del sistema. Corta estas áreas de la masa de raíces.

  4. 4

    Coloca el bonsái en un recipiente de vidrio limpio y llénalo con agua tibia para que llegue un poco más allá del sistema radicular. Deja que el árbol descanse en el agua mientras limpias su maceta y creas tu mezcla de tierra.

  5. 5

    Lava el recipiente con un detergente suave y agua tibia. Asegúrate de eliminar cualquier partícula que esté pegada a la parte interna del recipiente. Crea una mezcla abierta y porosa de suelo que tenga buenas cualidades de retención de agua. Incorpora la misma cantidad de tierra para macetas rica en nutrientes, perlita y musgo sphagnum. Mezcla a fondo para lograr un suelo bien balanceado.

  6. 6

    Alinea cada uno de los agujeros de drenaje con malla de alambre y luego llena un tercio de la maceta con la mezcla de tierra. Centra el bonsai en el recipiente y llena el resto del contenedor con tierra. Toma tu bonsai, y colócalo en un fregadero o un cubo si es demasiado grande. Llena el fregadero con agua tibia para que llegue a aproximadamente 1 pulgada (2,54 cm) por encima de la superficie del recipiente. Permite que tu bonsai se asiente en el agua hasta que las burbujas dejen de subir.

  7. 7

    Retira tu bonsai del agua y permite que el agua fluya por los agujeros de drenaje. Coloca el bonsai en un lugar cálido, con sombra parcial. Elige un lugar bien ventilado para promover el buen desarrollo de las células.

  8. 8

    Dale a tu bonsai algún tiempo para regenerarse. Sé paciente ya que este puede esperar hasta la siguiente estación de crecimiento antes de que aparezcan verdaderos signos de revitalización. Riégalo profundamente y con poca frecuencia con agua tibia. Permite que el suelo seque ligeramente entre riegos para evitar el exceso de agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles