Cómo tener rizos sin hacerte una permanente

Escrito por louise lawson | Traducido por santiago lopez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tener rizos sin hacerte una permanente
(Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Ya sea que quieras los rígidos rizos espiralados de Shirley Temple o las ondas sueltas de Blake Lively, puedes obtener cabello rizado sin hacerte una permanente. Estos procesos están cargados de químicos que le quitan la fuerza a tu cabello, dañando sus delicados folículos y dejándolo seco e inflado. Evita este severo tratamiento y asalta el armario de tu baño y esculpe tu camino hacía los rizos suaves, sexys y encantadores de tus sueños.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Champú y acondicionador
  • Toalla
  • Peine
  • Gel potenciador de rizado
  • Rizador
  • Rodillos calientes
  • Botella con rociador
  • Horquillas
  • Bufanda para la cabeza

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava tu cabello antes de rizarlo. Si está sucio no podrás hacerlo y tampoco aguantará los productos que le pongas por mucho tiempo, así que lávate con tu champú y acondicionador favoritos. Sécate con una toalla y péinate para librarte de cualquier enredo obstinado.

  2. 2

    Conecta tu rizador favorito y fija el nivel de calor al máximo. Añade unas gotas de gel potenciador de rizado en tus palmas y frótalo a través de tu pelo húmedo, distribuyéndolo de manera pareja. Levanta una sección de una pulgada (2.5 cm) de ancho de cabello y cierra el rizador a aproximadamente una pulgada (2.5 cm) de tu cuero cabelludo. Tira suavemente a lo largo hasta la punta y gira el rizador una y otra vez para sostener tu cabello a lo largo del tubo en forma de espiral. Manténlo 30 segundos y luego desenrosca tu cabello suavemente. Repite este proceso en toda tu cabeza, separando los mechones rizados con tus dedos para darles vida y movimiento.

  3. 3

    Enrolla el pelo revuelto con los rodillos calientes. Enchúfalos para que tomen la temperatura máxima para rizar. Quita el rodillo de su caja y abre la horquilla antes de envolver la punta inferior de tu cabello alrededor de él. Enrolla el rizador hacia atrás en tu cuero cabelludo y cierra el clip una vez que hayas llegado a la punta. Riza todo tu cabello y deja que los rodillos se asienten por lo menos una hora, o hasta tu cabello esté completamente seco. Suelta los rodillos y desenrosca para revelar tus gloriosos rizos.

  4. 4

    Crea horquillas para rizos a la antigua. Empapa tus mechones utilizando una botella con rociador llena de agua y divídelos en partes de 1 pulgada (2.5 cm). Gira la primera sección entre tus dedos y envuélvela en un pequeño bollo contra tu cuero cabelludo. Asegura todo con un par de horquillas entrecruzadas y sigue con la sección siguiente. Haz esto en toda tu cabeza, manteniendo las secciones lo más parejas posibles para obtener rizos uniformes. Envuelve tu cabello en una bufanda para tu cabeza de manera que no pierdas las horquillas y déjate todo puesto hasta que tu cabello esté completamente seco. Quita las horquillas y libera los rizos perfectos sin permanente.

Consejos y advertencias

  • Mientras mayor sea el diámetro de tu rizadora o de los rodillos calientes, más sueltos serán tus rizos. Para obtener un resultado suave y ondulado, apunta a un diámetro de menos de 2 pulgadas (5 cm). Si prefieres los rizos rígidos, ve por un diámetro de menos de 1 pulgada (2.5 cm).
  • Puedes dormir con los rodillos y las horquillas si tienes que asistir a un evento temprano por la mañana, y así no tendrás que levantarte antes del amanecer. Sólo asegura tu melena con una bufanda bien ajustada y toma tu sueño reparador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles