Cómo sacar grasa quemada de la estufa

Escrito por ehow contributor | Traducido por lucia ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sacar grasa quemada de la estufa
Limpiar una estufa es un proceso simple: fregar, limpiar y repetir. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Sacar grasa quemada de una estufa descuidada es uno de los trabajos más duros de limpieza del hogar. Lo mejor es limpiar la superficie de la estufa después de cada uso, pero a veces esta tarea es olvidada o dejada por el propietario anterior o por sus compañeros y familiares. Cualquiera que sea el caso, una vez que la grasa se ​​quema en la estufa, tienes que subirte las mangas y sudar. Prueba estos consejos para restaurar una estufa sucia a una limpia y brillante.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bicarbonato de sodio
  • Cepillo de cerdas duras
  • Esponja áspera
  • Bloque de limpieza borrador
  • Hoja de afeitar
  • Trapos o toallas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla bicarbonato de sodio con agua hasta que forme una pasta.

  2. 2

    Cubre la grasa quemada con la pasta de bicarbonato de sodio. Frota la estufa grasienta con un cepillo de cerdas duras o una esponja áspera.

  3. 3

    Limpia la superficie sucia de la estufa con un trapo o una toalla. Repite los Pasos 1 y 2 varias veces para aflojar la grasa quemada.

  4. 4

    Si las manchas parecen estar desapareciendo, pero no por completo, frota con un bloque de limpieza borrador. Originalmente diseñado para limpiar paredes limpias de marcas y lápices de colores, estos borradores pueden servir para muchos otros fines de limpieza del hogar también. Asegúrate de que el borrador esté húmedo y las manchas de grasa estén llenas de pasta de bicarbonato de sodio.

  5. 5

    Como último recurso, puedes utilizar una hoja de afeitar para quitar las manchas de grasa más persistentes. Raspa cuidadosamente la grasa con el lado de una hoja de afeitar. La maquinilla de afeitar puede causar daños en la superficie, pero si se raspa suavemente lo suficiente, puedes evitar rayar la estufa o al menos minimizar los daños. Si la estufa está dañada, sin embargo, se puede volver a pintar o sustituirla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles