Cómo saludar a tu pareja cuando llega a casa

Escrito por rebecca rogge | Traducido por lou merino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo saludar a tu pareja cuando llega a casa
Saluda a tu pareja de forma cariñosa y efusiva cuando llegue a casa. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Ya sea que sea lo primero en la mañana, después de un largo viaje, o al llegar del trabajo, la manera en que saludas a tu pareja da un tono importante a tu relación. Tus saludos -ya sea efusivos o aburridos, cariñosos o irritables- tienen un profundo impacto en la respuesta de tu pareja hacia ti, tu actitud hacia ella, y la salud general de tu relación. Aunque pueda parecer una cosa pequeña, planear y orientar tu mente para saludar a tu pareja puede cambiar tu relación poderosamente. Saludar cariñosamente a tu amor cada vez que lo o la ves es genial para mantener el romance vivo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Enfócate en tu pareja. Cuando te levantes en la mañana, es fácil estar distraído, corriendo tratando de salir por la puerta y comenzar el día. En la tarde, podrías estar inmerso en una tarea o en el teléfono cuando tu esposo o esposa llega a casa. Para que tu saludo sea más significativo, deja de hacer lo que estás haciendo -aunque sea por un minuto- para saludar a tu amor libre de cualquier distracción. Los expertos en matrimonio recomiendan que cuando llegues a casa, saludes a tu pareja antes de saludar a alguien más -niños, compañía, e incluso el perro- y antes de distraerte con la cena, el correo o la televisión.

  2. 2

    Sé efusivo y afectivo. Un deslucido, "Hola..." no es manera de saludar a alguien que amas. Demuestra a tu pareja que estás feliz de verle con un saludo cálido y amoroso. Un abrazo y un beso para mostrarle que te enfocas en él o ella y estás feliz de verle de nuevo. Si estás llegando a casa, un ramo de flores, un postre especial o un vaso de café es un lindo recordatorio de que lo o la pensaste durante el día. Establece un tono positivo para todo el día o tarde haciéndole saber que te da gusto verle.

  3. 3

    Guárdate la negatividad. Particularmente si has tenido un día difícil, o si algo te está preocupando, puede ser fácil lanzar quejas y expresiones de frustración tan pronto como tu pareja cruza la puerta. Guardarte las preguntas y problemas para ti mismo para darle a tu amor tiempo para relajarse les servirá a ambos a lo largo del tiempo, manteniendo tu saludo no confrontativo y romántico. Un más sutil detonador de negatividad puede ser el aparentemente inocuo "¿Cómo estuvo tu día?" Llegar a casa debe sentirse como un escape, y recordar un mal día o un trabajo poco satisfactorio puede ser frustrante, particularmente para alguien que trabaja en un ambiente estresante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles