Cómo secar un ramo de flores de novia

Escrito por ehow contributor | Traducido por paulina illanes amenábar
Cómo secar un ramo de flores de novia
El ramo de flores de la novia es algo para guardar como recuerdo. (Wedding bouquet the bride on background of wedding dress image by Aliaksandr Zabudzko from Fotolia.com)

El ramo de la boda es probablemente el más memorable de los ramos de flores que una jamás va a tener. Es por eso que muchas novias quieren secar su ramo de boda para que puedan disfrutar de él durante muchos años. Utiliza lo siguiente para aprender cómo secar un ramo de novia que será un recuerdo para que puedas apreciar.

Instrucciones

    La manera más fácil de secar un ramo de flores de novia

  1. 1

    Saca cualquier tallo u hojas que cuelguen o estén marchitas tras las festividades de la boda.

  2. 2

    Encuentra un lugar para colgar tu ramo de boda que sea oscuro y seco. Un armario es un gran lugar, siempre y cuando haya espacio suficiente para colgar el ramo en el que no estará en contacto con cualquier otra cosa. Otro buen lugar para colgar tu ramo de novia es un cuarto de baño siempre que se trate de una habitación extra que no se utiliza. Cuelga el ramo al revés con una cinta o cordón resistente para que se pueda secar sin luz eléctrica ni solar que laven los colores de las flores.

  3. 3

    Deja el ramo en el área oscura y seca por al menos 4 o 5 días. Si puedes déjalo que cuelgue allí por un par de semanas, será todavía mejor.

  4. 4

    Rocía el ramo de la boda seco suavemente con un aerosol para flores secas. Esto sella y protege las flores secas. Compra el aerosol floral en una tienda de pasatiempos u oficios en tu departamento floral. Utiliza rociador sin olor si no eres capaz de encontrar o comprar el spray floral. Deja que se seque bien.

  5. 5

    Coloca el ramo de boda seco en un stand, bajo una cúpula o en una caja de presentación de recuerdo. Las flores secas en el ramo son frágiles, por lo que tendrás que manejarlas con cuidado.

    La manera más compleja de secar un ramo de novia

  1. 1

    Recorta los tallos de las flores que se han marchitado o vuelto muy feos para tratar de conservar.

  2. 2

    Desarma el ramo de la boda con mucho cuidado para que no se dañe ninguna de las flores. Desenvuelve o desata las bandas o cintas que lo sujetan. Toma fotos del ramo antes de su desmontaje para recordar cómo se veían las flores. Es posible que desees tomar algunas notas mientras estás desarmando el ramo.

  3. 3

    Coloca cada flor por separado en una variedad de recipientes, cuencos poco profundos o latas que estén medio llenas de gel de sílice. La finalidad del gel de sílice es tomar la humedad de la flor, mientras que preserva la forma y color. El gel de sílice no es un gel, sino más bien una sustancia que se ve arenosa o granular. Pon los recipientes con las flores lejos de cualquier luz o la humedad por lo menos una semana.

  4. 4

    Quita las flores del gel de sílice y con cuidado colócalas sobre un mesón. Arregla las flores de nuevo en el ramo de novia. Esto puede ser un poco difícil de hacer, por lo que mira tus fotos y notas para ayudarte a volver a montar el ramo de la boda seco.

  5. 5

    Rocía el ramo de flores secas con un aerosol floral. Usa laca sin olor si no encuentras el aerosol para flores.

  6. 6

    Muestra o almacena tu ramo de novia seco si lo deseas.

Consejos y advertencias

  • Los colores de las flores se pueden desvanecer cuando se secan a medida que la humedad se remueve de ellas.

Necesitarás

  • Rociador protectivo para flores
  • Gel de sílice
  • Contenedores de varios tamaños

Lista completaMinimizar

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles