DESCUBRIR
×

Cómo solucionar problemas y reparar un lavavajillas Bosch

Actualizado 21 febrero, 2017

Los lavavajillas Bosch vienen en una amplia variedad de modelos con diversas características y funciones. Muchas de éstas son comunes a todos los lavavajillas de esta marca. Cuando surge algún problema, lo primero que hay que buscar son soluciones comunes a cualquiera de los modelos de lavavajillas. Muchos de los desafíos comunes que se presentan se pueden resolver siguiendo algunos pasos básicos.

Instrucciones

    El lavavajillas no enciende

  1. Cierra la puerta por completo. Si no está completamente cerrada y trabada, la unidad no empezará a lavar.

  2. Gira el interruptor principal a la posición "On" (Encendido). La unidad quizás no estaba prendida.

  3. Comprueba la configuración de arranque tardío, sí es que la tiene. Desactívalo, si está activado.

  4. Comprueba que el interruptor de la toma de electricidad esté conectado. Si se ha disparado, restablécelo.

  5. Desactiva la traba para niños, siempre y cuando el equipo haya venido con esa función.

  6. Selecciona un ciclo de lavado. Si el ciclo no se ha elegido, el lavavajillas no arrancará.

  7. Verifica la fuente de agua que llega al lavavajillas. Abre el suministro de agua, si no estaba completamente abierto o apagado.

    Los platos quedan sucios

  1. Comprueba que el brazo aspersor de agua pueda girar en su totalidad. Mueve cualquier objeto que lo pueda bloquear.

  2. Aumenta o disminuye la cantidad de detergente utilizado. Si la casa tiene agua dura, utiliza más detergente, pero si tiene agua blanda, usa menos.

  3. Limpia el filtro. Uno obstruido obstaculizará la capacidad de limpieza del lavavajillas.

  4. Reorganiza los platos para que el chorro de agua llegue a todos los elementos. Si los platos están ​​muy juntos, el lavavajillas no logrará limpiarlos en profundidad.

  5. Utiliza un ciclo de lavado diferente. Elige el más apropiado para el tipo de plato que quieres limpiar.