Sustitutos del pulidor de metales

Escrito por kaye wagner | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sustitutos del pulidor de metales
Pule los grifos de metal para que brillen y se vean limpios. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Mantener el metal luciendo como nuevo y prístino implica limpiarlo y pulirlo de manera regular tan pronto como se ve empañado o se empiece a oxidar. Un pulidor de metales comercial puede ser caro. Esto es especialmente cierto porque es posible que tengas que comprar otro tipo de pulimento para metal para cada tipo de metal de tu hogar, ya sea plata, latón o acero inoxidable. Las soluciones de pulido de metales hechas en casa te ayudan a ahorrar dinero y a utilizar los artículos que ya tienes en tu casa. También te ayudará a evitar que uses productos que puedan contener productos químicos agresivos.

Otras personas están leyendo

Salsa de tomate

La salsa de tomate es un sustituto común de los pulimentos metálicos comerciales. Se utiliza específicamente para limpiar y pulir el latón macizo. Para utilizarla, coloca un poco de salsa de tomate en la superficie y las grietas del objeto de latón con un paño húmedo. Trabaja hasta que el metal se vea brillante y pulido. Retira la salsa de tomate del objeto con un paño húmedo y sécalo completamente con otro paño limpio.

Vinagre blanco

El vinagre blanco es un ingrediente común en muchas soluciones de limpieza del hogar. Se usa para eliminar la oxidación alcalina de los objetos de latón macizo. No utilices este proceso para limpiar objetos plateados que desgasten la placa de metal. Para utilizarlo, mezcla una cucharadita de sal con 1/2 taza de vinagre blanco. Agrega suficiente harina como para formar una pasta espesa. Frota la pasta de pulido en el metal hasta que esté cubierto. Deja que se seque durante 10 minutos antes de enjuagarla con agua limpia y sécalo con un paño limpio.

Amoníaco

El amoníaco es una potente sustancia química que puede ser tóxica si se ingiere. También tiene un olor fuerte que puede irritar la nariz y los pulmones. Trabaja en un área bien ventilada cuando la uses para pulir los objetos de acero inoxidable. Para utilizarlo, mezcla una cucharadita con 1 galón (4,5 l) de agua tibia. Enjuaga el acero inoxidable con la solución de amoníaco. Frota sobre la superficie del acero inoxidable hasta que quede pulida y brillante. Enjuaga con agua limpia y pule en seco.

Papel de aluminio

El pulimento para plata puede ser costoso y pulir este y otros metales puede llevar mucho tiempo. En lugar de esto, forra una olla con papel de aluminio y coloca la plata en esta. Añade 1/4 de taza de carbonato de sodio por cada galón (4,5 l) de agua. Agrega 1 galón (4,5 l) de agua hirviendo y deja que la olla repose durante 15 minutos hasta que el agua esté turbia y negra y la plata esté limpia. Retira la plata y sécala por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles