Cómo limpiar el acero galvanizado con cera

Escrito por lisa parris | Traducido por vanesa sedeño
Cómo limpiar el acero galvanizado con cera

La mayor parte de la suciedad se puede quitar con agua y jabón común, pero puedes aplicar una fina capa de cera para realzar la protección del óxido de zinc y restaurar el brillo.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

El acero galvanizado se fabrica revistiendo las láminas de acero con óxido de zinc. Esta capa externa de zinc funciona como barrera protectora que protege al metal que se encuentra debajo de la exposición a diferentes elementos y reduce de manera efectiva la oxidación, el daño y el deterioro. Gracias a esta resistencia, el acero galvanizado es el material preferido para fabricar desde botes hasta tornillos. Si deseas que el acero galvanizado mantenga la mejor apariencia, debes limpiarlo de vez en cuando. La mayor parte de la suciedad se puede quitar con agua y jabón común, pero puedes aplicar una fina capa de cera para mejorar la efectividad de la capa protectora de óxido de zinc y restaurar el brillo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Esponja o manguera de jardinería
  • 1/2 taza de líquido detergente suave
  • Cepillo de cerdas duras
  • 1/2 taza de talco
  • 1 taza de leche
  • Cepillo de dientes
  • Cera en pasta
  • Paños suaves

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Aplica agua limpia sobre el acero con una esponja. Puedes utilizar una manguera si debes limpiar grandes piezas de acero en el exterior. Ésto sirve para quitar las partículas sueltas de polvo, suciedad, arena y desechos sobre la superficie del acero.

  2. 2

    Coloca 1/2 taza de líquido detergente suave dentro de un recipiente o un balde y vierte 1 galón (aproximadamente 4 litros) de agua caliente. Mezcla vigorosamente la solución para que se forme una espuma ligera.

  3. 3

    Aplica la solución líquida de jabón sobre la superficie del acero galvanizado con el cepillo de cerdas duras. Frota el acero con movimientos circulares largos. Luego enjuaga el jabón con agua limpia. Deja que el metal se seque con el aire o sécalo ligeramente con una toalla limpia.

  4. 4

    Vierte 1/2 taza de talco dentro de un recipiente. Agrega 1 taza de leche y mezcla hasta que los ingredientes estén bien integrados. Con un cepillo, utiliza esta mezcla para quitar cualquier mancha o decoloraciones visibles; frota el acero con movimientos circulares pequeños de las cerdas del cepillo para quitar los residuos adheridos al acero y quitar las manchas. Limpia los residuos con una esponja mojada y seca la superficie con una toalla de papel.

  5. 5

    Coloca una capa fina de cera en pasta sobre un paño suave. Distribuye uniformemente la cera sobre la superficie del acero y luego frota el paño con movimientos circulares, desde arriba hacia abajo, de izquierda a derecha hasta que toda la superficie del acero galvanizado esté cubierta con cera. Deja que se seque durante media hora o el tiempo recomendado en el envase de la cera.

  6. 6

    Continúa frotando el acero con un paño suave hasta que los grumos de cera desaparezcan por completo y el metal comience a brillar. Realiza este trabajo en pequeñas secciones y reemplaza los paños si es necesario. Si lo deseas, repite este proceso de encerar la superficie hasta conseguir un lustre bien brillante.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media