Técnicas para acortar visillos

Escrito por ruth o'neil | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Técnicas para acortar visillos
Los visillos son una elegante adición a cualquier ventana en tu casa. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Los visillos son cubiertas de ventana que suelen colgar detrás de las cortinas de estilo tradicional. Pueden proporcionar un poco más de privacidad y siguen permitiendo que entre la luz en la habitación. Uno de los problemas que tiene la gente con los visillos es que pueden ser demasiado largos y necesitan acortarse. Las telas ligeras pueden ser difíciles de trabajar, incluso si simplemente les estás haciendo el dobladillo.

Otras personas están leyendo

Recortar

Si tus visillos son mucho más largos de lo necesario, recórtalo un poco. Hacer el dobladillo de visillos con mucho exceso de tela queda abultado y no luce atractivo. Para recortar tus visillos, cuélgalos en la ventana para obtener la longitud deseada. Aunque los visillos estén colgando, recorta el exceso de tela, dejando una pulgada (2,5 cm) adicional para dar la vuelta. De forma alternativa, cuélgalos, marca la longitud deseada con alfileres o tiza, y quita las cortinas. Recorta el exceso mientras trabajas en una superficie plana.

Hacer dobladillo

Dependiendo del tipo de tela del que sean tus visillos, quizás puedas hacerles el dobladillo a máquina. Una vez que recortes el exceso de tela, quita los visillos de la barra. Gira la tela 1/2 pulgada (1,2 cm) y de nuevo otra 1/2 pulgada (1,2 cm) para esconder los bordes sin tratar. Usa bastantes alfileres para sostener la tela en su sitio, especialmente si la tela es resbaladiza. Usa una puntada más larga de lo normal, pero no tan larga como una de unión, para hacer el dobladillo de tus visillos a máquina. Si la tela de la que están hechos tus visillos tiene muchos agujeros, como el encaje, puedes tener que hacerles el dobladillo a mano. Recorta el exceso de tela, gira los bordes y usa una aguja e hilo para coser un dobladillo.

Remallar

El remallado es otra forma de hacer el dobladillo a tus visillos. Usar una puntada de remallado en una máquina de coser deja una puntada satinada en la parte inferior de la tela, sin el exceso que obtienes cuando giras la tela. Si tienes una máquina remalladora, esta recortará la tela y hará la puntada al mismo tiempo. Si no la tienes, recorta el exceso de tela y pon tu máquina de coser en una puntada satinada (comprueba tu manual de propietario) a lo largo del borde inferior de la tela.

Cinta de dobladillo

La cinta de dobladillo es otra opción cuando se cose un dobladillo para acortar visillos. Recorta el visillo alrededor de 1/2 pulgada (1,2 cm) más de tu longitud de acabado deseada. Une la cinta de dobladillo al frontal del visillo y gíralo para atrás, creando un dobladillo limpio en el frontal del visillo. La cinta va bien en tela ligera que resbala o con la que es difícil trabajar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles