¿Cómo tratar hematomas en las orejas de los perros?

Escrito por ehow contributor | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo tratar hematomas en las orejas de los perros?
Hematomas en las orejas de tu perro. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

¿Cómo tratar hematomas en las orejas de los perros? Los hematomas aurales o auriculares son acumulaciones de sangre entre la piel y el cartílago de los colgajos de la oreja de un perro. Dichos hematomas son el resultado de los vasos sanguíneos explotados debido al movimiento enérgico de su cabeza, rasguños en las orejas u otras lesiones. Si tu perro tiene un hematoma aural, deberá ser tratado por un veterinario profesional para evitar que se desfigure.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Haz que tu veterinario examine y evalúe a tu perro si sospechas que podría padecer un hematoma aural.

  2. 2

    Trata cualquier problema subyacente como infecciones en las orejas, ácaros, entre otros. Dichas condiciones son causantes del desarrollo de los hematomas en las orejas y, si no se tratan, pueden resultar en la reincidencia del hematoma o en el desarrollo de un hematoma en la oreja opuesta.

  3. 3

    Consulta las opciones de tratamiento para tu veterinario. Según el tamaño del hematoma, la salud de tu perro y otros factores, tu veterinario puede elegir aspiración por aguja o una operación para extraer la sangre. Generalmente, el método de tratamiento recomendado es la operación, ya que la tasa de éxito es mayor. Sin embargo, dicho método incluye anestesia, la cual no es muy tolerada en algunos perros.

  4. 4

    Si te la recomienda, autoriza a tu veterinario a realizar la cirugía correctiva del hematoma. Dicha cirugía suele incluir una incisión al hematoma, drenando los fluidos internos y cosiendo la oreja de modo que se evite la formación de nuevos hematomas. El veterinario también puede insertar tubos pequeños, temporales para asistir el drenaje post-quirúrgico.

  5. 5

    Utiliza una venda protectora o collar isabelino luego de la cirugía para ayudar a proteger la oreja de tu perro mientras cicatriza. Si no la proteges, tu perro podría abrir la incisión y dañar el colgajo de su oreja.

  6. 6

    Controla si tu perro vuelve a padecer un hematoma, tanto en el período post-quirúrgico como a lo largo de su vida. Los puntos ayudarán a formar los tejidos cicatrizales en el colgajo de la oreja de tu perro para evitar que dicha condición vuelva a ocurrir, pero este proceso puede ser incompleto o un nuevo hematoma podría formarse en otra área.

Consejos y advertencias

  • Los hematomas sin tratar pueden ser extremadamente dolorosos para tu perro, y suele causar colgajos desfigurados, ya que el área alrededor de los hematomas muere.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles