Cómo arreglar una lavadora sobrecargada

Martin Poole/Lifesize/Getty Images

Cuando una lavadora está sobrecargada, esto no solamente provoca daños en la misma máquina, sino que también evita que tu ropa se limpie. Las señales más reveladoras de una lavadora sobrecargada son los ruidos fuertes del tambor o la tina, durante el ciclo de centrifugado. Si no corriges el problema de tu lavadora sobrecargada, éste podría llevar a daños en el agitador, el motor o la transmisión del aparato. Cuando esto sucede, las únicas opciones que tienes son pagar unas costosas reparaciones o comprar una nueva máquina.

Paso 1

Revisa el tamaño de la carga. Un problema común con una lavadora sobrecargada es que el ajuste de la carga es incorrecto. Si vas a lavar una carga grande, asegúrate de que la lavadora esté en el ajuste de grande y no en pequeña o mediana.

Paso 2

Reorganiza la ropa. Después de apagar la lavadora, mueve las prendas uniformemente a lo largo de la tina del interior de la máquina. Esto distribuye el peso de la ropa y previene que la lavadora se sobrecargue.

Paso 3

Vuelve a encender la lavadora. Mantente cerca para asegurarte de que la máquina no esté sobrecargada aún y de que la tina del interior de la lavadora no comience a hacer ruidos nuevamente. Si llega a hacerlo, apaga el aparato nuevamente.

Paso 4

Retira la ropa. Si reorganizar las prendas no arregla el problema, entonces simplemente tienes demasiadas de éstas dentro de la lavadora. Sacar unos cuantos artículos de la misma ayudará a solucionar el problema.

Más reciente

×