Cómo cambiar el lado en el que una puerta abre

Siri Stafford/Lifesize/Getty Images

En algunas circunstancias, puede que desees que la puerta de tu recámara abra en una dirección diferente. Esto puede suceder cuando reacomodes los muebles o cuando la puerta esté cerca a las escaleras. O quizás la forma en la que la puerta abre simplemente no te parece natural. Cambiar la forma en la que una puerta abre, también conocido como invertir una puerta, es la mejor acción que puedes tomar cuando te encuentres en estas situaciones.

Cambiar la dirección de la puerta

Paso 1

Abre la puerta lo más que puedas y coloca cuñas debajo de ella para que se sostenga en su lugar.

Paso 2

Quita los tornillos de todas las bisagras de la puerta.

Paso 3

Quita la puerta de su marco.

Paso 4

Desatornilla la placa delantera del marco de la puerta y ponlo a un lado.

Paso 5

Llena el hueco que deja la placa delantera con masilla para madera, y dale forma para que quede igual que el resto del marco.

Paso 6

Desatornilla y quita las bisagras de la puerta.

Paso 7

Usando una regla T y un lápiz, marca la parte de arriba y la de abajo de las áreas donde irán las bisagras, justo junto a donde estaban antes. Asegúrate que se alinean exactamente con el lugar donde estaban las viejas bisagras.

Paso 8

Llena el hueco que queda en la puerta de las bisagras usando una pequeña cantidad de masilla para madera.

Paso 9

Corta nuevos huecos para las bisagras en la puerta con un cincel filoso. Cuida que los huecos no sea más profundos de lo que deberían ser para que la bisagra quepa a un lado de la puerta.

Paso 10

Pon la puerta en el marco en la nueva dirección, sosteniéndola en su lugar con cuñas.

Paso 11

Marca la parte de arriba y la de abajo para cada bisagra en el marco usando un lápiz. Quita la puerta del marco.

Paso 12

Corta huecos para las bisagras del marco de la puerta usando un cincel afilado.

Paso 13

Atornilla las bisagras al marco de la puerta.

Paso 14

Vuelve a poner la puerta en el marco y sostenla con cuñas.

Paso 15

Atornilla las bisagras a la puerta. Asegúrate de que las cabezas de los tornillos estén bien atornilladas a la puerta y al marco de la puerta.

Paso 16

Atornilla la placa delantera a su nueva posición en el marco. Alinéala con la manija de la puerta para que se enganche correctamente. Dependiendo del grosor de la placa delantera, deberás primero cortar un hueco superficial en el marco usando un cincel filoso.

Más reciente

×