Cómo colgar cuadros en ladrillo sin taladrar agujeros

Polka Dot RF/Polka Dot/Getty Images

Las paredes de ladrillo añaden un ambiente cálido y antiguo a la casa, pero es casi imposible poner pequeños clavos para colgar cuadros. Los propietarios suelen tener que taladrar para colgar cuadros, retratos y pinturas de forma tradicional con ganchos de metal atornillados y alambre. Este método trae un poco de desorden y deja agujeros permanentes en la pared de ladrillo. Aunque no tengas tiempo para tal proyecto o tus términos de arrendamiento te prohíban alterar la superficie de la pared, puedes colgar cuadros en el ladrillo sin taladrar.

Paso 1

Usa ganchos removibles para cuadros para colgar los que pesen 5 libras (2,2 kg) o menos. Estos ganchos se montan en paredes duras como ladrillo o cemento con una masilla fácil de quitar cuando es el momento de retirar tu cuadro o de cambiar la exhibición en tu pared.

Paso 2

Usa masilla adhesiva reutilizable para colgar cuadros ligeros que pesen menos de 5 libras (2,2 kg). La masilla adhesiva se vende en la sección de hogar de la mayoría de tiendas, cerca de la cinta y del pegamento. Saca una pieza de 1 pulgada (2,5 cm) del paquete, haz una bola con ella entre tus dedos y aplícala a una esquina de la parte posterior del cuadro. Una vez que las cuatro esquinas tengan la masilla en su sitio, posiciona el cuadro en la pared y presiona firmemente las esquinas para asegurar la adhesión. La masilla saldrá fácilmente y no dejará ningún residuo pegajoso cuando la quites.

Paso 3

Usa cinta de doble cara para colgar cuadros de menos de 2 libras (0,9 kg). Aplica la cinta en tiras por la parte trasera del cuadro o del marco ligero y presiona firmemente sobre la pared.

Paso 4

Usa velcro con adhesivo trasero para colgar cuadros de hasta 5 libras (2,2 kg). Aplica una sección del velcro a la pared de ladrillo y la otra al cuadro. Alinea las secciones y presiona firmemente el cuadro contra la pared.

Más reciente

×