Cómo pegar un póster a una pared

Comstock/Comstock/Getty Images

Muchos adolescentes y estudiantes universitarios se enfrentan con el dilema de decorar sus habitaciones con pósters sin causar ningún daño a la pared. Utilizar clavos pequeños, tachuelas y una cinta puede pelar la pintura o dejar pequeños orificios, y no están permitidos por muchos servicios de viviendas universitarios. La masilla para póster, que se consigue en las tiendas para la refacción del hogar y las ferreterías, pega efectivamente los pósters a la pared sin causar ningún daño.

Paso 1

Desenrolla el póster y apóyalo sobre una superficie plana y dura. Coloca libros u otros elementos pesados sobre las cuatro esquinas del póster y déjalo así durante toda la noche. Esto te asegurará que el póster no se enrolle.

Paso 2

Elige el lugar para el póster. Lava el área con agua jabonosa o frótala con una bola de algodón empapada con alcohol.

Paso 3

Coloca cuatro porciones del tamaño de una moneda de masilla para póster. Enrolla trozos individuales de masilla en tus manos para formar bolas.

Paso 4

Da vuelta el póster y presiona una bola de masilla sobre cada esquina del póster. Centra el póster sobre la pared y aplica una suave presión a la masilla para mantenerla sobre la pared.

Paso 5

Camina hacia atrás y examina el póster. Si no está nivelado, suavemente quita el póster y la masilla de la pared y ajústalo hasta que quede nivelado.

Más reciente

×