Cómo convertir la sombra de párpados en un delineador de ojos

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Ya se trate de que se te haya acabado el delineador de ojos o de que simplemente quieras usar un color que combine con tu sombra de párpados, crear tu propio delineador a partir de la sombra es un truco rápido y conveniente. Si bien puedes comprar un delineador, si lo creas usando tu sombra de párpados puedes lograr una consistencia ligeramente diferente a la de un lápiz delineador común, que con frecuencia se desvanece con facilidad.

Step 1

Llena un pequeño tazón con agua tibia del grifo. El agua convertirá tu sombra de párpados en delineador. Cuando el agua humedece la sombra, crea la consistencia de un delineador líquido.

Step 2

Corta un trozo de tu sombra de párpados con un cuchillo para untar mantequilla. Retira una pieza pequeña de la sombra, la suficiente como para preparar un delineador para usar una única vez.

Step 3

Coloca la pieza que has retirado en un plato pequeño y limpio.

Step 4

Moja la punta de tu pincel delineador en el agua. Deja que la punta permanezca en el agua durante algunos segundos o hasta que esté completamente saturada. Las cerdas del pincel deberán estar mojadas, no ligeramente húmedas.

Step 5

Coloca la punta del pincel del delineador sobre la pieza rota de la sombra. Mezcla el agua con la sombra. La clave es crear una pasta levemente ligera pero no demasiado acuosa. Si tienes mucha agua y poca sombra, agrega otra pequeña cantidad de sombra. Mézclalas hasta lograr la consistencia deseada. Sigue agregando más sombra si aún tienes demasiada agua y la consistencia de tu delineador es demasiado aguada.

×