DESCUBRIR
×
Loading ...

¿Puede un cubre-colchón de espuma viscoelástica mejorar un colchón viejo?

Un buen colchón equivale a una buena noche de sueño. A medida que el colchón envejece, pierde su forma y puede tornarse incómodo. Mucha gente no puede permitirse comprar un colchón nuevo, y en su lugar eligen lidiar con el viejo. Agregar un cubre-colchón le brindará al antiguo un aire renovado. Los cubre-colchones populares como los de espuma viscoelástica cuentan con sus ventajas y desventajas, cuando se trata de mejorar la vida útil de un colchón viejo.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Composición

Los cubre-colchones de espuma viscoelástica se fabrican a partir de una capa gruesa de espuma. Estos artículos actúan adaptándose a la forma del usuario. Cuando una persona se acuesta sobre ellos, la espuma viscoelástica se aplastará y se condensará alrededor de la forma del cuerpo. Los cubre-colchones de espuma vienen en medidas de cama estándares, desde twin hasta king, y varían en cuanto a grosor. Los modelos más delgados tienen 1 pulgada (2,5 cm) de grosor, mientras que los más gruesos pueden tener hasta 4 (10 cm) pulgadas o más.

Loading ...
Photos.com/Photos.com/Getty Images

Beneficios

Un cubre-colchón de espuma viscoelástica logrará que un colchón más viejo y rígido se perciba más blando. Como este tipo de espuma se moldea de acuerdo a la forma corporal del usuario, el cubre-colchón ayudará a aliviar la presión contra los puntos donde el cuerpo se apoya, e incrementará de esta manera el flujo sanguíneo durante el sueño. Los cubre-colchones de espuma viscoelástica absorben el impacto y el movimiento, y compensarán la tendencia del colchón viejo a rebotar o agitarse cuando el usuario se da vuelta o se mueve. Al absorber el movimiento, una persona puede cambiar de posición sin que la otra lo note.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Desventajas

Los cubre-colchones de espuma viscoelástica, en especial los modelos más antiguos, cuentan con una capa de material densa que puede absorber el calor corporal, y hacer que se desprenda hacia el usuario. Los consumidores que necesiten temperaturas más bajas para descansar pueden tener dificultades para hacerlo con este tipo de dispositivo. Los cubre-colchones densos pueden incluso crear una especie de cuna alrededor del usuario, lo cual hará que sea difícil para algunas personas moverse fuera de ese punto determinado. Quienes se mueven con frecuencia durante el sueño podrían despertarse durante la noche por sentirse constreñidos a ese espacio acotado.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Advertencias

Los cubre-colchones de espuma viscoelástica no resolverán todos los problemas asociados con un colchón viejo. Los colchones con hundimientos o combas en su parte media no se beneficiarán con este tipo de dispositivo, ya que, como se adapta a las formas, tenderá a hundirse o combarse en los mismos lugares. Además, muchos consumidores notan un aroma desagradable cuando utilizan por primera vez este tipo de dispositivo; si bien este olor se desvanece con el tiempo, puede molestar durante el sueño durante los primeros días.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images
Loading ...
Loading ...