Cómo cuidar monos capuchinos

••• Anup Shah/Digital Vision/Getty Images

Los monos capuchinos son del tipo visto en muchas películas populares de Hollywood, como "Piratas del Caribe" y "Una noche en el museo". Sin embargo, tener monos capuchinos como mascotas no es tan fácil como en las películas. El cuidado de los primates requiere de mucho trabajo, tiempo y dedicación. Con el conocimiento adecuado de sus necesidades y comportamiento, un capuchino puede vivir feliz en cautiverio hasta 45 años.

Proporciona una vivienda adecuada.

Passo 1

Photodisc/Photodisc/Getty Images

Arma una jaula para tu capuchino, ya sea en tu casa o afuera. Cuanto más grande sea la caja, mejor, pero debe ser como mínimo de 6 pies de alto (1,80 m), 4 pies de ancho (1,20 m) y 4 pies de profundidad (1,20 m). Ten en cuenta que los capuchinos pueden dañar tu hogar de manera significativa si se escapan de su jaula, pero que debes mantenerlos en el interior si el clima es extremadamente caliente o frío. Los capuchinos se mantienen perfectamente a temperaturas tropicales.

Passo 2

Incluye un montón de juegos y atracciones para escalar en el hábitat del mono. Los capuchinos pasan la mayor parte de su tiempo en los árboles y sólo bajan a la tierra para buscar agua, así que tener ramificaciones amplias, columpios, troncos y otros objetos para subir lo mantendrá seguro y ocupado. Cubre el fondo de la caja con materiales naturales, tales como astillas de madera, hojas secas o turba seca. Al añadir las plantas, asegúrate de que no sean tóxicas para él.

Passo 3

Ryan McVay/Valueline/Getty Images

El mono capuchino necesita un nido donde pueda ir a esconderse o dormir. El mejor material para esto es la madera, que debe estar revestida con los mismos materiales utilizados para el piso de la jaula. El nido debe ser en su mayoría cerrado con al menos dos puntos de entrada o de salida, y lo suficientemente grande como para que el mono adulto quepa cómodamente. Asegúrate de limpiar el nido con regularidad.

Passo 4

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Incluye juguetes para mantener su mente ocupada y sus sentidos atentos. Los juguetes para bebé son, por lo general, seguros y entretenidos para los monos, aunque hay juguetes especializados para monos disponibles en algunos proveedores de mascotas. A los monos les gusta mirarse en los espejos, tanto como a los humanos, así que proveerle uno ayudará a mantenerlo ocupado.

Passo 5

Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images

Mantén a tu capuchino limpio y seguro limpiando su jaula una vez a la semana. La materia fecal y los alimentos desechados deben retirarse diariamente. Limpia la jaula con un desinfectante suave y enjuaga a fondo todos los objetos limpiados para evitar que el mono ingiera la solución de limpieza. Si eliges que tu mono use pañales, cámbiaselos cada dos horas o cuando sea necesario.

Passo 6

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Dale a tu mono sustancias de olor fuerte pero agradable con las que pueda frotarse. Los capuchinos hacen esto para cubrir su olor natural, reduciendo su detectabilidad de las presas y de los depredadores. Las cáscaras de naranja y los recortes de hierbas funcionan bien para esto.

Proporcionar alimentos y agua

Passo 1

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Alimenta a tu capuchino con el tipo adecuado de alimentos. En la naturaleza, los monos comen frutas, plantas, insectos y pequeños animales. Debes proporcionarle una mezcla de frutas frescas, tales como mangos, piñas, plátanos y uvas, verduras frescas, al vapor o refrigeradas, papas dulces, nueces y semillas (crudas y sin sal), pan de trigo integral (en pequeñas cantidades), huevos duros e insectos, como grillos y gusanos de la comida, que se pueden encontrar en las tiendas de mascotas.

Passo 2

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Dale a tu mono los suplementos vitamínicos diseñados para ellos. Los capuchinos dependen de la exposición al sol para desarrollar vitamina D, así que si tu mono se mantiene en el interior es especialmente importante proporcionarle esta vitamina en forma de suplemento.

Passo 3

Comstock/Comstock/Getty Images

Cambia el recipiente con agua de tu mono regularmente, al menos cada dos días, pero preferiblemente todos los días. El agua puede contaminarse rápidamente con las heces, la orina y los alimentos. Si el mono se mantiene al aire libre, es ideal que tenga un pequeño estanque de donde beber.

Passo 4

Anup Shah/Photodisc/Getty Images

Mantén la dieta variada de tu mono y asegúrate de incluir alimentos de todos los grupos. Los capuchinos son omnívoros, es decir, que comen animales y vegetales.

Proporcionar tiempo e interacción social.

Passo 1

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Asegúrate de que tu capuchino tenga un montón de tiempo para jugar. Estos, al igual que todos los monos, son criaturas sociales. En la naturaleza nunca están solos, así que es mejor tener un mono como mascota sólo si uno de los miembros de la familia está en el hogar en todo momento. Cuanto más tiempo dediques a jugar e interactuar con tu capuchino, mejor.

Passo 2

Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images

Preséntalo a todos en tu círculo social cercano tan pronto como lo traigas al hogar. Los capuchinos, después de unirse con su amo, pueden ponerse a la defensiva de esa relación y pueden atacar a cualquiera que amenace la misma, como los niños de su dueño, su cónyuge o amigos cercanos. Si el mono socializa con los otros seres queridos de inmediato, será mejor para que los acepte como parte del grupo social del dueño.

Passo 3

Anup Shah/Photodisc/Getty Images

Si tienes el espacio, el tiempo y los recursos, ten más de un capuchino. Esto va a resolver el problema de la soledad de tu mono. Adquiere los monos al mismo tiempo, preferiblemente de la misma fuente. Los capuchinos introducidos recientemente nunca deben ser dejados solos hasta que estén completamente aclimatados uno del otro, ya que pueden atacarse y matarse mutuamente. Los capuchinos sexualmente maduros pueden volverse agresivos con los demás si sienten que su territorio está siendo amenazado.

Más reciente

×