Cómo cuidar de tus pollitos

Baby Chick One Day Old image by Steve Byland from Fotolia.com

Los pollitos son animales domésticos que pueden ser fáciles de cuidar si se les proporcionan los elementos adecuados. A menudo esto es tan simple como suministrarles alimentos sanos, agua limpia, cómodas camas en una caja y la disponibilidad de un foco de luz intenso. Mantener los pollos en el interior para que estén calientes y puedan ser monitoreados funciona bien durante su crianza hasta que están listos para ser trasladados afuera, que suele ser alrededor de las cuatro a cinco semanas de edad.

Cobijando a los polluelos

Paso 1

Elije una caja de cartón vacía para el alojamiento de los polluelos. La caja debe ser de al menos dos pies cuadrados por pollo.

Paso 2

Haz pequeños agujeros en la caja de cartón para darle ventilación adecuada.

Paso 3

Alinea la base de la caja con limaduras de pino de una pulgada de grosor.

Comida y agua

Paso 1

Compra un bebedero y un alimentador para pollos. Estos elementos ayudan a evitar líos y lesiones en los polluelos. Los comederos y bebederos se pueden encontrar en línea y en algunas tiendas de mascotas, a un buen precio.

Paso 2

Llena la botella del bebedero con agua limpia y vuelve a colocar la base. Gira el bebedero boca abajo para permitir que una pequeña cantidad de agua llene la base. Este agua es suficiente para mantener a los pollos hidratados y evitar el riesgo de ahogamiento.

Paso 3

Compra alimento para polluelos y llena la botella en el alimentador con esta fuente. Sustituye la base y dale la vuelta boca abajo, permitiendo que la gravedad llene la base con los alimentos. La comida seguirá llenando el plato a medida los pollos coman, y la pequeña cantidad permitida en el plato a la vez evita que se hagan un lío con la comida.

Paso 4

Espolvorea arena en la parte superior del alimentador del pollo para ayudar en la digestión. Los granos pueden ser de arena, grava o gravilla de periquito o canario. Un grano especial hecho sólo para los polluelos también está disponible en línea o en algunas tiendas de cuidado de animales de granja.

Dando calidez y seguridad

Paso 1

Adquiere una lámpara de 250 vatios de calor por infrarrojos en una tienda de mascotas. Estas lámparas están generalmente disponibles en la sección de reptiles.

Paso 2

Cuelga la lámpara por encima de la caja de pollos. La luz debe quedar en el medio, muy por encima de la caja para evitar que los pollos lleguen a ella. La distancia de la luz puede aumentar ya que los pollos crecen y necesitan menos calor. Una luz roja ayuda a que los polluelos duerman por la noche, mientras que una luz blanca podría causarles problemas de sueño.

Paso 3

Mantén una temperatura de 95 grados F (35 grados C) en la primera semana. La temperatura debe bajar cinco grados cada semana hasta que los polluelos estén listos para estar afuera.

Paso 4

Coloca la red sobre la parte superior de la caja de cartón para mantener a los pollos seguros en su vivienda. Sin la red los polluelos pueden arreglárselas para volar hasta el borde de la caja y caer.

Más reciente

×