Cómo alimentar cacatúas

Thinkstock/Stockbyte/Getty Images

Las cacatúas son aves pequeñas similares a los loros, nativas del interior de Australia. En estado salvaje comen semillas verdes, pasto, hojas y corteza, además de insectos durante la temporada de apareamiento. Aunque las semillas representan una parte del total de la dieta de una cacatúa salvaje, estas semillas verdes difieren mucho de las mezclas de semillas secas que algunas veces se venden como comida barata para ellas. Las dietas que consisten mayoritariamente de semillas son deficientes en muchas de las vitaminas y minerales importantes, como el betacaroteno y el calcio. Las cacatúas que se tienen como mascotas se benefician de una dieta variada que incluya gránulos, semillas germinadas, vegetales y bocados saludables.

Paso 1

Escoge una dieta granulada de alta calidad como la fuente principal de alimento para tu cacatúa. A estas aves les sienta bien un gránulo que sea relativamente bajo en grasa (entre un 4 y un 6 por ciento) y relativamente alto en proteína (entre un 14 y un 16 por ciento). La mayoría prefiere gránulos pequeños, ya que no usan sus patas para sostener la comida, y la mayoría comen aproximadamente 1/4 de taza de gránulos por día.

Paso 2

Alimenta a tu ave con una selección de semillas germinadas cada mañana y cada noche. Las mezclas de brotes para aves se consiguen en tiendas especializadas para aves y en tiendas en línea, o puedes hacer tu propia mezcla de brotes usando granos enteros de una tienda de alimentos. Las semillas para los brotes deben remojarse durante toda la noche, luego se enjuagan y se dejan crecer de dos a tres días. Durante el proceso de germinado, deben enjuagarse abundantemente tres veces por día. La mayoría de las cacatúas come aproximadamente 1/4 de taza de semillas germinadas cada día.

Paso 3

Ofrécele a tu cacatúa una variedad de vegetales frescos. La mayoría no come frutas, pero les gustan los vegetales de hojas verdes. Opciones saludables incluyen col rizada, perejil, tallos de zanahoria y hojas de nabo. Coloca una sola hoja grande al lado de la jaula cada mañana, usando una grapa para cables o una pinza plástica para ropa. Para impedir su deterioro, reemplaza la hoja al mediodía y retírala en la noche.

Paso 4

Surte a tu ave de una fuente de agua fresca y limpia. Esta debe estar disponible todo el tiempo, aunque rara vez verás a tu ave beber. Los recipientes de agua deben ser lavados a fondo con agua caliente jabonosa cada día, y con mayor frecuencia si el agua se contamina. Una botella de vidrio para almacenar agua diseñada especialmente para aves se puede usar para prevenir que el agua entre en contacto con desechos o comida.

Paso 5

Inserta un jibión o un bloque mineral en la jaula de tu ninfa. Esto ayudará a asegurar que tu mascota recibe suficiente calcio en su dieta. Las cacatúas hembra, particularmente, son propensas a posturas excesivas de huevos y requieren grandes cantidades de calcio para prevenir problemas de salud.

Paso 6

Limita el consumo de grasas o alimentos no saludables. Aunque es aceptable que las aves coman pequeñas cantidades de "comida para personas", las cacatúas son propensas a la obesidad. Siéntete libre de ofrecer a tu mascota bocados saludables, como palomitas de maíz sin sal o pasta con salsa baja en grasa, pero evita alimentos altos en grasa como papas fritas, papas a la francesa, pizza y helado.

Más reciente

×