Cómo dedicar una casa a Dios

Comstock Images/Comstock/Getty Images

En la religión cristiana, las viviendas nuevas deben ser dedicadas a Dios para que los propietarios residan en uno de los refugios de Dios. Una dedicatoria es una ceremonia espiritual y religiosa donde la casa es bendecida por un religioso, como un sacerdote o pastor, y la casa se ​​convierte en una casa de Dios. No todos los cristianos optan por tener una ceremonia de este tipo, pero los que quieren tener una casa dedicada, deben contactar a su representante religioso para llevar a cabo la bendición y el sermón.

Paso 1

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Selecciona un salmo principal y la oración para el hogar en general. Este salmo tiene que hablar sobre la protección de la casa y las personas que residan en ella. Incluye los nombres de los dueños de la casa en la oración para que Dios sepa que ellos están bajo su protección.

Paso 2

Encuentra de dos a cuatro salmos adicionales con oraciones para decir al entrar en el resto de la casa. La dedicación debe ser en cada habitación, incluyendo los baños, deben ser bendecidos.

Paso 3

Usa una Biblia mientras realizas la dedicación, para que no se te olviden partes de los salmos y oraciones. También puedes sacar copias de los salmos que vas a leer durante la dedicación casa, para que los habitantes puedan leer y seguir a las oraciones.

Paso 4

Comienza con la oración primaria para la dedicación. Empieza a decirla al entrar en la casa. Al leer la Biblia, por toda la casa y asegúrate de entrar en cada habitación. Abre las puertas y entra en las habitaciones si tienes que hacerlo.

Paso 5

Concluye la ceremonia de dedicación mostrando agradecimiento en nombre de los habitantes de la casa para la protección y el servicio de Dios en tu nuevo hogar. Cierra con un Amén.

Más reciente

×