Cómo deshacerse de las hormigas en la ducha

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Una buena ducha caliente es una buena manera de despertarse o de relajarse después de un largo día estresado. Sin embargo, entrar en el baño y ser recibido por una pila de hormigas retorciéndose puede arruinar tu baño relajante en segundos. Las hormigas tienden a congregarse en áreas de baja humedad para beber y la ducha es el lugar perfecto para saciar su sed. Deshacerse de esta peste miniatura no es complicado y puede lograrse en minutos.

Paso 1

Seca bien el fondo de la ducha con una toalla limpia después de cada uso. Las hormigas invadirán la ducha buscando algo para beber, así que mantén la tina tan seca como sea posible y elimina las fuentes potenciales de agua.

Paso 2

Ponte guantes gruesos de plástico y rocía toda la ducha con un insecticida comercial específicamente formulado para hormigas. Deja el espray en la ducha por 30 minutos y después enjuaga con agua caliente.

Paso 3

Llena los agujeros en tu ducha con masilla de silicona. Las hormigas a menudo son atraídas por el olor de la madera mojada y si tu ducha está dejando que el agua pase al marco o subsuelo de tu baño, las hormigas pueden escalar por estos agujeros e invadirla. Aplica una fina capa de masilla encima de cada hueco, suavizándola con un dedo enguantado. Deja que la masilla repose por lo menos por 24 horas antes de usar la ducha.

Paso 4

Limpia tu ducha de arriba a abajo con un limpiador para baños y un cepillo fuerte para fregar. Las duchas sucias están llenas de pedazos de cabello y de células de piel muertas, con los cuales se alimentan las hormigas. Cubre la superficie de la ducha con el limpiador y friega vigorosamente con el cepillo. Enjuaga con agua caliente y repite este proceso hasta que la ducha esté completamente limpia.

Más reciente

×