Diferencias entre copas de vino y agua

Copas vacías de agua y vino en una mesa al aire libre.

tommaso79/iStock/Getty Images

Las copas tienen tres partes. Está la boca, el bol y el tallo. La forma de los dos primeros determina su propósito. Puedes beber vino y agua de cualquier copa, pero emparejarla con el propósito se suma al disfrute.

Copa de agua

Las copas de agua se colocan en la mesa de un restaurante.

ana-p/iStock/Getty Images

Con una boca amplia y una panza profunda, la copa de agua es más espesa. Su tallo más sustancial se destaca en un entorno de copas de vino.

Copa de vino tinto

Un camarero de bar sirviendo dos copas de vino tinto en un bar.

Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images

Donde una copa de agua tienen una boca más estrecha y no tiene panza, la copa de vino tinto muestra una gran boca abierta y un bol profundo. Estas copas están diseñadas para resaltar el aroma (también llamado buqué) de estos vinos.

Copa de vino blanco

Una copa de vino blanco en la terraza de un hotel.

Maria Timofeeva/iStock/Getty Images

La copa de agua con una forma más utilitaria contrasta mucho con la copa de vino blanco que fue desarrollada para vinos más ligeros. Estos vinos tienen un buqué menos intenso y sus copas tienen bocas y boles más pequeños.

Copa de champán

Un hombre sosteniendo una copa de champán en un evento formal.

Top Photo Corporation/Top Photo Group/Getty Images

La copa de agua parece rechoncha y vulgar al lado de la flauta que está diseñada para presumir las cualidades efervescentes del champán. La flauta es la más alta y estrecha de las copas de vino.

Copa de vino dulce

Una copa de vino dulce en una mesa festiva.

Zoonar/S.Heap/Zoonar/Getty Images

La copa de agua se eleva sobre estas copas de vino dulce especiales; son distintivas por su bol mucho más pequeño y amplias bocas. Se usan para servir vinos más pesados, como vinos de hielo, jerez y oportos.

×