Cómo quemar resina de incienso sin usar carbón

••• Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La resina de incienso viene en muchas variedades. Este material se ha utilizado a lo largo de la historia durante numerosos rituales y ceremonias religiosas. El método tradicional de quema de la resina de incienso implica el uso de ladrillos especiales de carbón que son autoinflamables. Estos ladrillos -en realidad son redondos- se adicionan con potasio, razón por la que se incendiarán ante el primer contacto con una llama. Este método sin embargo, es más bien desordenado y poco fiable. Considera utilizar otros métodos para disfrutar del rico y relajante aroma de la resina de incienso, pero sin todo el lío que implica usar carbón. Todo lo que necesitarás es un difusor de vela que podrás utilizar en la comodidad de tu hogar.

Passo 1

Limpia bien el depósito del difusor de vela. Los residuos de cera, las partículas extrañas y la suciedad, pueden alterar el aroma de la resina.

Passo 2

Llena el depósito hasta la mitad con agua. El agua no permitirá que el incienso se pegue al quemador.

Passo 3

Coloca unas cuantas pepitas de resina de incienso en el agua.

Passo 4

Enciende la pequeña vela de té y colócala bajo el depósito del difusor.

Más reciente

×