Cómo eliminar el olor a humo de cigarrillo del colchón

Chad Baker/Jason Reed/Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Cuando estás por acostarte para lograr un buen descanso luego de un largo día, lo último que quieres oler es el hedor sofocante del humo de cigarrillo. Este es uno de los olores más difíciles de eliminar de un colchón u otra superficie de tela, porque se incrusta entre las fibras. Si estás cansado de oler el cigarrillo que tu amigo fumó hace una semana mientras sueñas en la cama, es hora de apuntar a la fuente del problema: el colchón.

Paso 1

Quítale las sábanas al colchón y rocíalo completamente con agua fría.

Paso 2

Echa bicarbonato de sodio en todo el colchón hasta que esté completamente cubierto. Cubre el colchón con una sábana ajustable y déjalo que se asiente toda la noche.

Paso 3

Al día siguiente, saca la sábana y permite un tiempo para que se seque por completo. Aspira el bicarbonato de sodio del colchón usando un accesorio o una aspiradora de mano.

Paso 4

Rocía un desodorante absorbente de olores en aerosol (como Fabreze) por todo el colchón y nuevamente déjalo unas horas para que absorba el olor a cigarrillo. Abre las ventanas para permitir que el aire fresco reemplace al olor a cigarrillo.

Paso 5

Si todavía hay restos de olor a humo de cigarrillo, llena una máquina limpiadora de alfombras con una solución para lavar alfombras, Febreze y un poco de bicarbonato de sodio. Tómate tu tiempo pasando los cepillos limpiadores por todo el colchón. Permite que se seque durante unas pocas horas antes de volver a poner las sábanas.

Más reciente

×