Cómo encoger sandalias de cuero

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las sandalias de cuero son fantásticas en el verano. Sin embargo, a veces pueden quedar sueltas con el tiempo y tras el uso y desgaste. Las tendremos por al menos un año o dos cuando comienzan a resbalarse y deslizarse sobre y bajo nuestros pies y talones. Cuando esto sucede es tiempo de actuar y encontrar una manera de encogerlas. Esto es posible de hacer por ti mismo, sin recurrir a un profesional. Cuando hayas terminado, tendrás tus propios zapatos cómodos que te quedarán bien.

Paso 1

Sumerge tus sandalias en agua por unas dos horas. Luego ponlas al sol hasta que le queden a tus pies. Revisa seguido probándotelas para ver si calzan. Luego úsalas para conformarlas a tus pies, incluso si todavía están un poco mojadas. Esto las moldeará a tus pies.

Paso 2

Usa calor para encoger tus sandalias de cuero. Algunas tiendas usan calor para acelerar el proceso de secado del cuero. Puedes usar tu secador de pelo o luz del sol sin agua. También puedes ponerlas sobre un horno de ventilación para secarlas. La duración del tiempo de secado es incierta porque varía el tamaño del zapato y el tipo de cuero que fue usado para fabricarlos.

Paso 3

Lleva tus zapatos a una zapatería y pide que te los corten del tamaño adecuado. A menos que seas talentoso trabajando con cuero, es mejor dejarle esto a un profesional.

Paso 4

Limpia tus sandalias de cuero en seco. Créelo o no, el lavado en seco no se trata de hacer todo "seco". Usan solventes y químicos líquidos para remover las manchas y esto funciona bien para ajustar el cuero.

Paso 5

Ponlas en una máquina secadora. El calor de la secadora ayudará a encoger tus sandalias de cuero tal colo lo hace con otros materiales. Déjalas dentro por al menos 20 minutos, ajustando el tiempo de acuerdo al tamaño del zapato y el tipo de cuero. Nuevamente, el proceso de secado es incierto. Revísalas.

Paso 6

Lleva tus sandalias de cuero donde un profesional que trabaje en cuero. Son talentosos cuando se trata de encoger cuero, darles una nueva talla y ajustarlo sin causar ningún daño a tus sandalias.

Más reciente

×