Cómo entrenar a un pomeranian en el hogar

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Entrenar a un pomeranian en el hogar requiere paciencia y persistencia durante las primeras semanas. Los pomeranians son generalmente perros inteligentes a los que les gusta estar limpios, por lo tanto, el entrenamiento dentro del hogar no suele ser un problema, siempre y cuando esté bien hecho. El entrenamiento con cajones suele funcionar mejor con estos pequeños y la mayoría de los propietarios logran entrenar a sus pomeranians en unas pocas semanas usando este método. Si eres constante en tu rutina y dedicas tiempo a entrenar a tu pomeranian, verás que probablemente el proceso sea rápido y fácil.

Paso 1

Coloca al pomeranian en una caja cuando no estés en casa o no puedas supervisarlo. Compra una caja que sólo sea lo suficientemente grande como para que tu pomeranian se ponga de pie y de la vuelta.

Paso 2

Saca al exterior a tu pomeranian después de que coma y se despierta, recomienda el sitio web PomHaven.org. Ve siempre al mismo lugar y a través de la misma puerta. Premia al cachorro con una golosina después de que haga lo que le solicitas.

Paso 3

Mantén tu pomeranian a tu lado cuando esté fuera de la caja uniendo su correa a tus pantalones. Esto te ayudará a observar las conductas indicativas de que el perro necesita evacuar, como caminar en círculos, olfatear el piso o caminar hacia atrás en forma de "S".

Paso 4

Limpia los accidentes con un limpiador enzimático. El jabón regular con agua limpia el desorden evidente, pero no va a eliminar todos los olores. Si tu pomeranian huele donde ha ido antes al baño, es probable que regrese a ese mismo lugar. Los limpiadores enzimáticos están disponibles en tiendas de mascotas.

Paso 5

Establece una rutina con tu pomeranian llevándolo afuera siempre a la misma hora cada día. Esta rutina le ayudará a saber cuánto tiempo necesita tu perro para hacer sus necesidades, lo que te ayudará a entrenar más rápido en la casa.

Más reciente

×