Cómo explicar la parábola del sembrador a los niños

tilled field image by Niki from Fotolia.com

Jesús pasó gran parte de su Ministerio enseñando a través de historias. La Biblia contiene muchos de sus cuentos, llamados parábolas, que explican los principios divinos mediante objetos terrenales. La parábola del sembrador narra la historia de un granjero que dispersa semillas sobre diferentes tipos de suelo. Los niños pueden entender fácilmente que los suelos representan la condición de los corazones de la gente cuando el profesor utiliza palabras que ya conocen.

Paso 1

Haz una lectura de la parábola del sembrador en Mateo 13:1-23 en la Biblia. Familiarízate bien con la historia y prepárate para cualquier pregunta que pueda hacerte un niño.

Paso 2

Prepara las muestras de tierra para que los niños puedan apreciar visualmente los tipos de suelo que Jesús estaba describiendo. El sitio web KIDSunday School Place sugiere colocar tierra para macetas en un vaso de plástico, tierra compacta en otro, tierra rocosa en un tercero y una parte de un arbusto espinoso o un tallo de rosa en el cuarto.

Paso 3

Lee en voz alta la parábola de la Biblia o una historia con imágenes a los niños. Al leer la historia, enséñale a los niños cada tipo de suelo. Pasa el vaso y deja que los niños toquen la tierra.

Paso 4

Explícales a los niños que el suelo representa la condición de nuestros corazones. La tierra compacta es como una persona que no entiende la palabra de Dios. El suelo rocoso representa a individuos que aceptan la verdad bíblica al principio, pero rápidamente caerán en su antiguo estilo de vida. Las espinas son como las preocupaciones y ansiedades en la vida que ahogan la fe de un creyente nuevo. La tierra fértil representa un corazón sano que está listo para aceptar la palabra de Dios y nutrirse de ella.

Más reciente

×