Cómo las flores hacen semillas y frutos

flowers image by pearlguy from Fotolia.com

Aunque la belleza de las flores puede parecer relativamente simple, el proceso de su creación es complejo. A través de una combinación de factores, las flores crean semillas y frutos que sirven como el subproducto de su reproducción.

Reproducción sexual

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Cada flor contiene tanto partes masculinas como femeninas y en raras ocasiones ambas. Las partes femeninas, conocidas como los ovarios, se encuentran en la base del pistilo y contienen óvulos. Las partes masculinas de una flor producen espermas que posteriormente son mezclados con el polen. Esta mezcla de polen y semen está dentro del estambre. La creación de semillas y frutos no puede tener lugar únicamente a través de estos órganos sexuales.

Polinización

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

La polinización se produce ya sea con la ayuda del viento y animales, en los que el polen de una flor es transferido a otra. Cuando es transferido sobre el estigma de la segunda flor, el proceso de fertilización puede comenzar a tener lugar formando las semillas y los frutos.

Fertilización dual

Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images

El proceso de fertilización de las plantas en realidad requiere fertilización para tener lugar dos veces. Primero, un tubo crece del estambre al pistilo para conectar el esperma y el polen con los ovarios. Aquí un esperma y un óvulo se unen para formar la planta embrionaria. La segunda fertilización requiere otro esperma para unir con el núcleo contenido en el saco embrionario para formar el endospermo.

Creando semillas y frutos

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Mientras el embrión o flor de la planta se está formando por separado, las células endospermas comenzarán a dividirse rápidamente hasta que el endosperma rodee al embrión; está combinación forman la semilla de la planta. A medida que los ovarios continúan hinchándose alrededor de la semilla, es formado el fruto de la planta.

×