Ideas para decorar un cuarto juvenil

Jen Siska/Photodisc/Getty Images

Llega el momento de decorar una habitación que no es de niño ni de adulto ¿Cómo se puede dar un toque juvenil y moderno a la recámara de un adolescente? Es fácil decorar la habitación de tu hijo siempre y cuando escuches sus ideas y sugerencias. Los jóvenes quieren autonomía y respeto por sus decisiones por eso deben tener la última palabra en la decoración de su cuarto, lugar de la casa en donde pasan muchas horas. Deja que exprese su creatividad y personalidad para que pase momentos agradables en la habitación que lo ha visto crecer.

Overview

Llega el momento de decorar una habitación que no es de niño ni de adulto ¿Cómo se puede dar un toque juvenil y moderno a la recámara de un adolescente? Es fácil decorar la habitación de tu hijo siempre y cuando escuches sus ideas y sugerencias. Los jóvenes quieren autonomía y respeto por sus decisiones por eso deben tener la última palabra en la decoración de su cuarto, lugar de la casa en donde pasan muchas horas. Deja que exprese su creatividad y personalidad para que pase momentos agradables en la habitación que lo ha visto crecer.

Toque de azul

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Esta recámara es ideal para una jovencita divertida y pulcra. El blanco de las paredes genera una sensación de amplitud en el espacio y los toques de color azul le dan el toque moderno que necesita un joven. Si la habitación de tu hija es pequeña prueba a colocar la cama en posiciones no convencionales y retira los muebles que no son indispensables.

Blanco y rosa

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

A las jóvenes les encanta la música y estar rodeadas de sus estrellas favoritas. Decora la habitación de tu hija colocando afiches de sus cantantes favoritos en las paredes. Un librero o una cajonera servirán para poner sus artículos más preciados. Para completar el toque juvenil elige un edredón rosa y una lámpara del mismo color.

Diversión hasta en los pies

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

La juventud es el momento de la vida en la que impera la diversión, por eso dale un toque alegre a la recámara de tu hija colocando un tapete amarillo con círculos blancos junto a la cama. Esconde los peluches y coloca mullidos cojines en la cama. Elige un tono lila para la pared y listo.

Cuadros y más cuadros

Comstock/Stockbyte/Getty Images

Una alfombra en tono neutro, un colchón en el piso y un cobertor a cuadros son elementos suficientes para crear una habitación desenfadada y juvenil. El color hace la diferencia en esta recámara, elige un tono verde oliva para la pared frontal de la habitación y combina con blanco y azul.

Nubes en la ventana

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Para una joven soñadora nada mejor que una pared decorada con nubes que inviten a imaginar mundos maravillosos en donde todos los sueños se vuelven realidad. Este toque inocente contrasta con el cobertor naranja y el tono café de la pared. Los tonos tierra en la parte inferior y un azul celeste en la parte superior se integran para crear un espacio de ensueño.

Pureza al máximo

Tom Merton/OJO Images/Getty Images

Una joven romántica querrá tener una habitación con una cama de latón, un ropero que esconda tiernos secretos en su interior y un corazón que le recuerde al ser amado. Para quien está enamorada del amor esta es la decoración ideal: blanco con toques rosas, encajes y aromas delicados que se desprenden de un mullido cobertor.

Para un joven intelectual

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Si tu chico es intelectual, reflexivo y estudioso este es el espacio perfecto para él. Una habitación casi de adulto, especial para favorecer la concentración, la disciplina y el descanso. Las lámparas sobre la cama le permitirán leer su novela favorita hasta el amanecer. Para dar el toque juvenil agrega cojines con colores alegres y divertidos.

Amante de la música

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Un buen equipo de sonido es todo lo que necesita una joven amante de la música en su habitación, claro que también requerirá de una cama y si tiene una colcha musical mejor. El tono azul de la habitación despierta la imaginación y favorece la concentración que todo músico requiere al momento de ensayar.

Recámara vintage

Marili Forastieri/Photodisc/Getty Images

Una recámara con decoración vintage será el lugar favorito de tu hija y sus amigas. Busca una cama con dosel, baúles que inviten a soñar con tierras distantes, tapetes de otras épocas e imágenes del ayer. Crea un espacio único en donde el tiempo se detiene para todos. Los colores rosa, blanco y naranja se integran a la perfección.

Verde que te quiero verde

Photodisc/Photodisc/Getty Images

Los tonos verdes son relajantes y divertidos. Se asocian a la naturaleza, al descanso de la mente. Decora la habitación juvenil en este tono especial y favorece la tranquilidad e imaginación de tu pequeña. Combina con cojines en colores pastel y coloca repisas en la pared para colocar elementos decorativos y especiales para tu hija.

Más reciente

×