Cómo limpiar y abrillantar el alambre de cobre quemado

copper cable image by Witold Krasowski from Fotolia.com

El cobre es uno de los metales más brillantes que conducen la electricidad. Al ser un metal resistente, muchos artículos se fabrican con cobre, como las lámparas decorativas y las bases de las ollas y sartenes caras. El cable eléctrico de cobre tiene una protección exterior que evita que se oxide, corrompa y se torne oscuro. La conductividad del cobre se mantiene mientras esté limpio, aunque la cobertura puede quemarse sobre el cable en caso de fuego o de un corto circuito. Limpiar correctamente un cable de cobre le regresará su brillo.

Paso 1

Lava profundamente el cobre quemado, usando jabón para platos y agua para quitar cualquier resto de aceite, grasa o cobertura quemada de alambre. Arranca los trozos de cobertura sobre el alambre con la mano.

Paso 2

Enjuaga por completo el cable, de forma que no quede jabón encima. Seca el alambre con una toalla y déjalo que se seque por completo.

Paso 3

Con un cuchillo afilado, corta un limón en seis rebanadas. Exprímelo mientras sostienes el cobre para que el jugo gotee sobre el alambre. Frota el cobre contra el limón mientras lo exprimes.

Paso 4

Exprime otro limón de forma que casi todo el jugo caiga sobre el alambre. Rocía bastante sal de mesa sobre el trozo de limón y frota con éste el cobre.

Paso 5

Repite el frotado del alambre con sal y limón cuantas veces sean necesarias hasta que el cobre quede limpio y brillante.

Más reciente

×