Cómo limpiar joyería de plata esterlina con bicarbonato de sodio

Photos by Ruby Bayan.

Cómo limpiar joyería de plata esterlina con bicarbonato de sodio. La plata esterlina reacciona con la humedad creando una capa de paño u oxidación en su superficie. El bicarbonato de sodio activado con agua hirviendo en la presencia de aluminio, disolverá el óxido haciendo que se alíe con el aluminio, dejando la plata esterlina limpia y brillante de nuevo. Ésta es la forma simple y orgánica de limpiar y pulir tus joyas de plata esterlina.

Paso 1

Hierve agua suficiente para sumergir todas las piezas de plata.

Paso 2

Cubre un plato de plástico o vidrio con un pedazo de aluminio ligeramente arrugado. Si tienes una sartén de aluminio pequeña que no usarás para cocinar de nuevo, úsala en lugar del papel.

Paso 3

Coloca tus joyas en el aluminio, asegurándote de que toque el papel.

Paso 4

Espolvorea una pequeña capa de bicarbonato de sodio sobre las joyas.

Paso 5

Vierte suficiente agua hirviendo para cubrir las joyas. Deben formarse burbujas, que despedirán olor a huevo podrido (los gases sulfúricos liberados por la acción limpiadora).

Paso 6

Mueve suavemente las piezas con un utensilio de plástico o madera para asegurarte que todas las superficies de plata entran en contacto con el aluminio. Notarás que la plata vuelve a brillar.

Paso 7

Enjuaga las joyas con agua de la llave. Para asegurarte de no perder las piezas pequeñas como aretes y pendientes, coloca un tamiz sobre el drenaje de forma que atrape las piezas que se resbalen de tus dedos.

Paso 8

Seca con gentileza las piezas usando una toalla absorbente y pule con una tela suave.

Más reciente

×