¿Cómo limpiar un sofá de chenilla?

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La chenilla es una delicada tela que debe ser manipulada con cuidado. Debido a su construcción con nudos, debe ser tratada con cuidado de no agitarla demasiado al limpiarla. De igual manera, la chenilla de colores claros tiene tendencia a volverse "marrón" si se la moja demasiado. Por eso, las técnicas de limpieza de la compañía Elegant Cleaning Services de Nutley, Nueva Jersey, recomiendan un método de baja humedad para limpiar la chenilla.

Paso 1

Elige un champú especial para tapicería, el cual se consigue en la mayoría de las tiendas de artículos para limpieza del hogar. También puedes comprar champú para manos o limpiadores en espuma. Evita comprar champú para tapicería que requiera el uso de una máquina de vapor. Lee las recomendaciones del fabricante en cuanto a las telas que se pueden limpiar con el champú, asegúrate de elegir uno que especifique ser seguro para la chenilla.

Paso 2

Mezcla el champú como lo indican las instrucciones del fabricante. Siempre haz una prueba previa en un área que no se vea para asegurarte de que la solución limpiadora no tendrá una reacción adversa con la tela.

Paso 3

Agita la solución para formar mucha espuma. Escurre la esponja. Recoge algo de esponja. Aplícala suavemente a la tela de chenilla. La clave aquí es humedecer suave y regularmente la tela con la espuma del champú.

Paso 4

Seca el exceso de humedad y suciedad de la tela con una toalla limpia.

Paso 5

Repite los pasos dos y tres, trabajando cada vez sobre pequeñas secciones del sofá.

Paso 6

Levanta los almohadones para que se seque. Mantén a las mascotas y los niños lejos del sofá hasta que esté completamente seco.

Más reciente

×