Cómo quitar las manchas de desodorante o de antitranspirante

••• Jupiterimages/Pixland/Getty Images

El desodorante o el antitranspirante están formulados para permanecer en tu piel pero, cuando se descama o roza tu ropa, quedan manchas difíciles de quitar. Cuando las tratas en forma adecuada y a tiempo, estas manchas no quedarán en forma permanente. Sin embargo, si lavas y secas la ropa manchada con desodorante, éstas serán casi imposibles de quitar. Usa los productos adecuados para eliminarlas sin dañar la tela ni causar una decoloración permanente.

Passo 1

Quita la acumulación de desodorante de la superficie de la tela con una espátula de plástico. La acumulación puede formar una costra o una mancha gruesa y la espátula ayuda a levantarla para que puedas llegar a las fibras de la tela.

Passo 2

Mezcla 1/2 cucharada de detergente lavavajillas con una cucharada de amoníaco y 1 cuarto de galón (1 litro) de agua fría en un cubo. Coloca la prenda manchada de desodorante en la solución de amoníaco y déjala en remojo durante al menos 15 minutos para aflojar la mancha.

Passo 3

Quita la prenda de la solución de amoníaco y escurre el exceso de líquido. Cubre la mancha de desodorante restante con un quitamanchas de prelavado. Frota la tela entre sí para que el producto penetre en las fibras y luego déjala en reposo durante 15 minutos.

Passo 4

Lava la prenda con un detergente para lavar la ropa y un blanqueador de oxígeno. Antes de colocar la prenda en la secadora, asegúrate de que la mancha haya desaparecido completamente. Las manchas viejas o difíciles pueden requerir que repitas estos pasos varias veces para quitarlas por completo.

Más reciente

×