Cómo mezclar cristales rotos y cemento cerámico para mesadas

••• BananaStock/BananaStock/Getty Images

Muchas personas sin experiencia en construcción confunden las palabras "cemento" con "hormigón". El cemento es un producto de albañilería puro a menudo utilizado para hacer objetos de decoración gracias a su acabado suave. Sin embargo, es demasiado débil en sí mismo para las mesadas. Por esta razón, se mezcla con agregados para sumarle fuerza y crear hormigón. Tradicionalmente, estos agregados implican elementos gruesos como grava o piedras para un hormigón en bruto o materiales finos como arena para hormigón para verter en mesadas, patios y otras superficies. Sin embargo, a medida que las construcciones cuidadosas del ambiente se hicieron populares, usar vidrios descartados rotos y limpios y cerámica se está haciendo algo más común.

Passo 1

Lava los vidrios y los escombros de cerámica para eliminar cualquier suciedad y polvo. Usa agua pura sin ningún tipo de jabón o limpiador. Deja que el agregado se seque por 12 a 24 horas, ya que estos materiales pueden ser porosos y absorber algo de humedad.

Passo 2

Mezcla hormigón para grandes proyectos en una mezcladora de hormigón alquilada, y mezcla cantidades más pequeñas en una carretilla, usando una pala. Llena el barril de la mezcladora o la carretilla con tres partes de agregado, dos partes de cemento puro y una parte de agua. Gira la mezcladora, o revuelve la mezcla en la carretilla con una pala, agregando pequeñas cantidades de agua si es necesario en el caso de que el hormigón parezca seco.

Passo 3

Deja que el barril gire por al menos cinco a 10 minutos, o gira el hormigón aproximadamente 75 veces si estás usando una pala. El aire es un agregado necesario para que el hormigón se cure correctamente. Usa tu mezcla de hormigón para verter tu nueva mesada.

Más reciente

×