Partes de la oración para niños

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Los estudiantes comienzan a aprender las partes de la oración de manera temprana, en el jardín de niños. De todos modos, el enfoque profundo no comienza por lo general hasta tercer grado. Una vez establecido esto, siempre es una buena idea preparar a tu niño/estudiante con anticipación para el aprendizaje del tema en cuestión. Para algunos estudiantes, las partes de la oración pueden ser un terrible obstáculo a conquistar, por lo tanto darles un puntapié inicial puede tener un impacto decisivo en los años de escuela media.

Sustantivo

Creatas/Creatas/Getty Images

Un sustantivo nombra a una persona, lugar, cosa o idea abstracta. Las oraciones llevarán con frecuencia más de un sustantivo. Por ejemplo, en la oración "José va a ir a París", "José" Y "París" son los dos sustantivos. Con respecto a una idea abstracta, un ejemplo sería la palabra "amor" en "El amor es ciego".

Pronombre

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Un pronombre toma el lugar de un sustantivo, a menudo para evitar la repetición y el exceso de uso de una palabra. Por ejemplo, en la oración "Él va a ir allí", "él" y "allí" son dos pronombres que reemplazan a los sustantivos "José" y "París".

Adjetivo

Creatas/Creatas/Getty Images

Un adjetivo se usa para describir o calificar a un sustantivo o pronombre. En la mayoría de las oraciones, el adjetivo vendrá luego del sustantivo o el pronombre que esté describiendo o calificando. Por ejemplo, en la oración "El cielo azul estaba lleno de pájaros", "azul" es el adjetivo que describe al sustantivo "cielo". Esto también sería verdad si la oración fuese simplemente "El azul cielo estaba lleno de pájaros". "Azul" sigue siendo el adjetivo aún cuando no esté después del sustantivo.

Verbo

Pixland/Pixland/Getty Images

Un verbo expresa una acción o estado del ser. Por ejemplo, en la oración "El perro persiguió la pelota", "persiguió" es el verbo, ya que es la acción que lleva a cabo el sustantivo "perro". Un estado del ser demuestra tiempo. Por ejemplo, en la oración " Yo soy una maestra", "soy" es un verbo del estado del ser. Otros verbos del estado del ser incluyen "es", "soy", "eran", "era", "son", "ser","siendo" y "sido".

Adverbio

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los adverbios se usan para describir verbos, adjetivos u otros adverbios. La mayor parte de los adverbios terminarán en "mente", lo cual los hace fáciles de identificar. La dificultad para hacerlo radica en que pueden ubicarse en cualquier parte de la oración. Un adverbio responde a "¿Cómo?" "¿Cuándo", "¿Dónde?" "Por qué?" "¿De qué modo?" "¿Cuánto?" "¿Con qué frecuencia?" "¿Bajo qué condición?" "¿Hasta qué grado?" Por ejemplo, en la oración "Caminé lentamente hacia la casa", "lentamente" es un adverbio que modifica al verbo "caminé", que responde a la pregunta "¿Cómo?" Una advertencia es que se debe recordar que habrá algunos adverbios que no terminen en "mente". Por ejemplo, en la oración "Siempre corro por el parque", "siempre" es un adverbio que modifica al verbo "corro", que responde a la pregunta "¿Con qué frecuencia?".

Preposición

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Las preposiciones conectan sustantivos, pronombres y frases a otras palabras en la oración. Por ejemplo, en la oración "Caminamos hasta la escuela", "hasta" es una preposición.

Conjunción

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Las conjunciones son similares a las preposiciones en cuanto a que también son conectores. Es una categoría gramatical que une palabras y frases. Aunque hay muchas palabras que se pueden usar como conjunciones, las más comunes son "y", "pero", "ni", "o". Por ejemplo, en la oración "A Carlos le gustan los perros pero no los gatos", "pero" es una conjunción.

Interjección

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Las interjecciones se usan para transmitir emociones en una oración. Por ejemplo, en la oración "Maldición, olvidé mi tarea", "maldición" es una interjección.

Más reciente

×