Cómo plantar en surcos

south forty image by Cathy Kovarik from Fotolia.com

Plantar en surcos es para la jardinería y los sistemas de plantación, una reminiscencia del antiguo sistema del cultivo en caballones y surcos. Los surcos, que en realidad son canales angostos o hendiduras en el suelo, se hacen con una pala o un azadón. Esta técnica incluye una forma específica de plantar, también. Si quieres usar el sistema de caballones y surcos en tu jardín, debes saber como plantar en los surcos.

Paso 1

Prepara a tu jardín para plantar removiendo piedras grandes y rocas, malezas y otros obstáculos. Decide dónde quieres hacer los surcos y cuán grande es el área que necesitarás para este sistema.

Paso 2

Marca la zona para los surcos con 4 estacas de madera señalando las 4 esquinas. Entonces coloca estacas a lo largo de los lados más cortos para marcar el comienzo y el final de los surcos individuales. La distancia que deben tener los surcos entre sí, depende de la planta que vayas a cultivar.

Paso 3

Pon hilo entre las estacas para hacer guías en cada uno de los surcos. Crea por lo menos 4 filas para que la fertilización sea mejor. También nota que planear surcos más cortos más cerca unos de otros es mejor que planear menos y más largos.

Paso 4

Cava trincheras estrechas para los surcos con una pala o un azadón. Sigue los hilos de guía, cavando directamente al lado, de un lado. Asegúrate que la profundidad del surco sea de más o menos 2 pulgadas (5 cm).

Paso 5

Espolvorea las semillas en el fondo de los surcos. Nota que deben estar de 1 a 3 pulgadas (2,5 a 7,5 cm) una de otra, sino deberás hacer recortes cuando las plantas empiecen a crecer. Hasta puedes espaciar las semillas unas 8 a 10 pulgadas (20 a 25 cm). Las semillas deben estar secas y sanas, así que asegúrate de elegir sólo las de calidad de un lugar bien conocido y respetable.

Paso 6

Cubre las semillas con el exceso de tierra de la excavación con un azadón. Pon sobre ellas sólo una capa fina de tierra, de 1 a 1 1/2 pulgadas (2,5 a 3,75 cm). Presiona el suelo para permitir que las semillas tengan un buen contacto con la tierra, lo que es esencial para la germinación.

Paso 7

Riega el jardín con una manguera hasta que los surcos estén húmedos.

Más reciente

×