Plantas para tierras áridas

Lucy Nieto/Creative Commons

En espacios áridos se pueden diseñar jardines extraordinarios, ya que por sí solos son áreas espectaculares por la diversidad de piedras y estructuras rocosas. El uso adecuado de plantas que sobreviven en este ambiente crean jardines exóticos y muy armónicos. El exceso de sol y poca agua permite que crezcan en estos ambientes, plantas como la lavanda, santolina, festuca, cactus y plantas ornamentales. Éstas son sólo algunas de las diferentes opciones que puedes plantar en este tipo de jardín.

Overview

Lavanda

Comstock Images/Comstock/Getty Images

La lavanda es un arbusto que crece aproximadamente un metro y medio de altura. Y produce flores reunidas en espigas de color violeta y azuladas. Su color permite vestir los campos creando jardines y pastizales muy coloridos. Es ideal por su resistencia y además es muy aromática. Su vida ronda, aproximadamente, seis años. Se debe recortar después de su floración.

Festuca

Bri Weldon/Creative Commons

Este césped es muy resistente y de poco mantenimiento. Es muy adaptable a condiciones adversas y se mantiene durante todo el año. Es ideal para cubrir zonas con erosión y soporta el frío o el calor. Llega a medir hasta 2 metros de altura.

Stipa

Monina Gilbey/Creative Commons

Esta especie es ideal para la exposición del sol sin ninguna protección. Es una planta ornamental que permite vestir los espacios áridos. Es una espiga alargada, que llega a medir hasta 1 metro de alto. Se propaga por medio de semillas que ella misma produce en sus vainas. Además, es resistente al frío.

Crambe maritima

Helen61/Creative Commons

Este follaje es ideal para embellecer los espacios áridos. Sus hojas verde-azuladas y sus flores blancas resisten a los espacios arenosos y salinos. Resistente al sol y espacios rocosos.

Santolina

Brewbooks/Creative Commons

Pequeña pero muy esencial en este tipo de diseño de jardín. Es aromática, rústica y tolerante al calor o frío. Además, agrega un contraste de color en los espacios áridos por sus tonalidades doradas y amarillentas. Su follaje puede cubrir grandes espacios como una alfombra. El tiempo ideal para plantar sus semillas es al final de la primavera.

Cactos

Brewbooks/Creative Commons

Los cactos por sí solos, son plantas muy bellas que cuentan con una gran diversidad de especie. Son las plantas ideales para este tipo de ambientes debido a su alta resistencia y sus formas diversas. Esta vez hablaremos de tres tipos diferentes: los columnares, globulares y chumberas.

Cactos columnares

Tadeo Vargas/Creative Commons

Este tipo de cacto se diferencia por sus altos tallos que asemejan a una columna. Crecen lentamente y necesitan ser cuidados durante la primavera y el verano. Florecen de una forma muy colorida y son ideales por su resistencia a la sequía.

Cactos globulares

Succulentisima/Creative Commons

Su forma es redonda y asemeja a la de un globo. Son una planta muy exótica y florece sólo en la parte superior de esta. Llegan a medir amplios diámetros. Sus espinas son grandes y muy duras. Este tipo de planta es originaria del continente Americano y ha sido difundida en todo el mundo.

Cactos chumberas

Víctor Manuel González García/Creative Commons

Este tipo es muy fácil de definir por la forma de su tallo, ya que parecen hojas ovaladas. Sus espinas son muy finas y producen flores y frutos de colores verdes-rojizos. Las chumberas resisten heladas y son fuertes contra el calor. En México es conocido como el nopal y es utilizado en su gastronomía, igual que sus frutos. Estos son conocidos como higo chumbo o tuna.

Pastos ornamentales

Leonora Enking/Creative Commons

Este tipo de pasto responde al tipo de temperatura. Dependiendo del suelo y el ambiente se crean grandes pastizales y de diversas formas. En las áreas áridas crecen los pastos de estación templado. Su follaje florece cuando el suelo se calienta y la temperatura esta más estable. Sus hojas son estrechas, rígidas y muy alargadas, están llegan a tener tonalidades doradas que colorean el ambiente.

×