Cómo quitar las manchas de aceite de una pared

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

El aceite puede entrar en contacto con tus paredes de muchas maneras. Los aceites corporales pueden ser transferidos de la piel cuando se tocan las paredes. Cocinar también puede provocar que el aceite salpique tus paredes creando una situación complicada. No importa de qué forma llegó el aceite a una superficie, las manchas pueden ser muy difíciles de quitar. Las manchas harán que tus paredes se vean viejas, sucias y lúgubres. El aceite se empapa en la pared y por lo general no se puede eliminar con agua y jabón.

Vinagre blanco

Paso 1

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Satura una esponja con vinagre blanco. Escurre el exceso de líquido para que la esponja quede húmeda, pero no empapada.

Paso 2

Voyagerix/iStock/Getty Images

Frota las manchas de aceite de la pared con la esponja hasta que ya no sean visibles.

Paso 3

Tay Jnr/Digital Vision/Getty Images

Humedece una esponja limpia con agua y limpia el área para eliminar el vinagre. Seca las paredes con un paño seco.

Maicena

Paso 1

Crea una pasta mezclando 1 parte de agua con 3 partes de maicena.

Paso 2

Extiende la pasta directamente sobre las manchas de aceite. Deja que la pasta se asiente durante unos minutos.

Paso 3

Manuel-F-O/iStock/Getty Images

Frota la pasta de la pared con un paño húmedo. Repite el proceso hasta que hayas eliminado todas las manchas de aceite.

Calor

Paso 1

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Coloca una plancha en el ajuste más bajo y deja que se caliente durante varios minutos. Dobla varias toallas de papel en una pequeña pila.

Paso 2

Sostén las toallas de papel sobre la mancha de aceite con una mano y frota la plancha sobre las toallas de papel con la otra mano.

Paso 3

ian macdonald/iStock/Getty Images

Frota la plancha sobre las toallas de papel varias veces. Asegúrate de no tocar la pared o de poner tu mano sobre la plancha caliente. El calor de la plancha calentará el aceite y las toallas de papel lo absorberán.

Paso 4

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Repite el proceso hasta que hayas quitado las manchas de aceite de las paredes. Lava la pared con agua tibia y jabón, enjuaga con un paño húmedo y luego seca con una toalla.

Más reciente

×