Cómo reparar una rama de un árbol parcialmente rota

••• Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

El hecho de que las ramas de un árbol se dañen debido a una tormenta, al viento o a un accidente, no quiere decir que tu ejemplar morirá sin que haya nada que puedas hacer. Al igual que los seres humanos, los árboles son capaces de generar una respuesta inmune a las heridas, la cual se encarga de sellar los vasos del sistema vascular alrededor de la zona dañada para evitar que la descomposición se propague. Siempre y cuando haya un número suficiente de ramas sanas, el árbol se recuperará. No obstante, es necesario que como responsable del ejemplar, te encargues de quitar las ramas dañadas para contribuir al proceso de curación, así como para evitar daños a tu propiedad y para no arriesgarte a que tu familia, tus vecinos o tus mascotas se lesionen. Las ramas pequeñas pueden ser reparadas, aunque sea sólo para conservar el aspecto estético del árbol y no para contribuir de manera específica a la recuperación. Pídele ayuda a un amigo para realizar esta tarea.

Passo 1

Ponte guantes de trabajo y gafas protectoras.

Passo 2

En caso de que sea necesario, coloca una escalera contra el árbol para que puedas alcanzar las ramas rotas. Pídele a tu ayudante que sostenga la escalera para que se mantenga estable cuando subas.

Passo 3

Quita las ramas rotas más grandes utilizando una motosierra o una sierra de mano, para asegurarte de hacer cortes limpios y rectos. Poda las ramas rotas hasta el sitio donde se unan a otras ramas o a unos pocos centímetros del tronco principal. Luego usa un cincel para suavizar los bordes irregulares de la corteza.

Passo 4

Bájate y retira la escalera. Deshazte de las ramas rotas. Puedes ponerlas en la basura, en un compostero o cortarlas para utilizarlas como leña.

Passo 5

Elige una rama partida que pueda repararse. Debe ser delgada -no más gruesa que el diámetro de un brazo adulto- y es necesario que puedas alcanzarla desde el suelo.

Passo 6

Poda parte de la longitud a partir del extremo de la rama partida, asegurándote de hacer un corte suave y limpio.

Passo 7

Cubre el interior de la zona partida con pegamento para madera y presiónala en su lugar. Sostén la rama con fuerza.

Passo 8

Continúa sujetando la rama con fuerza. Pídele a tu ayudante que coloque un trozo pequeño de madera de desecho debajo de la zona donde acabas de poner pegamento y luego, que la asegure que con unos cuantos clavos colocados con cuidado.

Passo 9

Pídele a tu ayudante que coloque un segundo trozo de madera de desecho encima de la división y que la asegure con algunos clavos. Estos trozos de madera serán como una especie de aparato ortopédico que sujetará la rama en su lugar mientras el pegamento se seca.

Passo 10

Deja que el pegamento se seque durante tres o cuatro días. Si es necesario, protege la rama reparada de los vientos fuertes y la lluvia intensa colocando una lona suelta -puedes utilizar una vieja tienda de campaña- que la cubra completamente.

Passo 11

Remueve los clavos utilizando el gancho ubicado en la parte de atrás del martillo y retira los trozos de madera. En unos meses, el árbol desarrollará una nueva corteza alrededor de zona reparada, lo que hace que el arreglo se vuelva invisible.

Más reciente

×