Cómo rescatar los últimos restos de lápiz labial de un tubo usado

••• Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Es probable que estés desperdiciando mucho de esa hermosa barra de labios solo porque ya llegaste a la base del tubo; así que, ¡No lo tires todavía! Si te decides a "exprimir" el envase, recuperarás los restos de tu lápiz labial favorito y aprovecharás cada centavo de lo que has pagado. A continuación, verás cómo puedes poner los restos en un contenedor y continuar usándolo como siempre.

Passo 1

Saca todo el labial que queda en el tubo utilizando un hisopo de algodón o un palito de naranjo (un palillo grueso de madera de naranjo con extremos cónicos que utilizan los manicuristas) y colócalo en un recipiente para microondas. Realmente habrá una cantidad significativa de producto en la parte inferior del tubo que ya no se puede usar normalmente.

Passo 2

Derrite el labial que permanece en el tubo con ayuda de una olla para baño maría. Calienta el tubo hasta que la pasta con color se derrita. Esto puede eliminar hasta los restos más difíciles de extraer, además de que se trata de un método relativamente sencillo, ya que muchos tubos de lápiz labial son metálicos y pueden soportar el calor mientras que el producto se derrite. Aunque es posible fundir rápidamente el lápiz labial en el microondas, abstente de colocar cualquier recipiente de metal en el interior del mismo.

Passo 3

Derrite cualquier resto de labial que hayas conseguido extraer del tubo. Usa un recipiente para microondas y configura tu horno para que trabaje durante 15 segundos. Comprueba que el labial esté completamente derretido. Si aún se ve sólido, pon el recipiente de nuevo en el microondas y ve incrementando el tiempo 5 o 10 minutos cada vez hasta que se derrita completamente.

Passo 4

Vierte el lápiz labial derretido en un recipiente especial para lápiz labial en crema. También puedes utilizar envases de píldoras o contenedores vacíos de maquillaje (de sombra de ojos o de rubor, por ejemplo) que son excelentes opciones para colocar los restos de tu lápiz labial. Utiliza un pincel de labios para aplicarlo cuidadosamente desde el nuevo envase.

Más reciente

×