Cómo sellar paredes externas de ladrillos

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Las estructuras de ladrillo y argamasa pueden parecer sólidas e impenetrables, pero el ladrillo es un material poroso. La exposición prolongada a los elementos hace que el exterior no sellado de los ladrillos absorba agua y deje pasar la humedad al interior de la casa. Puede comenzar a crecer moho detrás del ladrillo, y también puede formarse una eflorescencia de aspecto desagradable sobre su superficie. La eflorescencia son sales blancas que se depositan sobre la superficie de los ladrillos a medida que la humedad se evapora. El exceso de humedad puede terminar por comprometer la integridad de los ladrillos no sellados. La mejor manera de prevenir este daño y de evitar reparaciones de gran envergadura es cubrir las paredes exteriores de ladrillo con un sellador penetrante.

Paso 1

Coloca las telas para cubrir sobre el piso, pegadas a la pared, para proteger las plantas.

Paso 2

Colócate los guantes de goma. Mezcla algunos chorros de detergente lavavajillas con 3 galones de agua tibia, luego restriega la pared con un cepillo de cerdas firmes. Quita toda la suciedad, la eflorescencia y el musgo. Otra alternativa es limpiar los ladrillos con una hidrolavadora en un modo de lavado suave.

Paso 3

Enjuaga los ladrillos con agua limpia y deja que el exterior se seque durante al menos 24 horas.

Paso 4

Aplica el sellador penetrante con un pincel grande, un rodillo grueso o una máquina para pintar a presión sin aire. Lee con atención las instrucciones del fabricante. En la mayoría de los casos, el sellador debe aplicarse con pinceladas largas y parejas en una sola dirección, y luego debe aplicarse en la dirección opuesta para garantizar una cobertura uniforme.

Paso 5

Deja que el sellador se seque durante al menos 30 minutos antes de aplicar la segunda capa.

Más reciente

×