Cómo sostener una copa de vino

Siempre sostén una copa de vino por su tallo, nunca por su cuenco.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Hay un propósito para esos tallos largos y delgados en las copas de vino; y no es sólo por el aspecto. Las copas de vino están destinadas a ser sostenidas por sus tallos, y no por la copa. Cuando se sostiene incorrectamente, el calor de tu cuerpo va a pasar de las manos para calentar el vidrio y el vino más allá de su temperatura ideal de consumo. Descuidar esta etiqueta de beber vino también dará lugar a las huellas digitales antiestéticas en tu copa. Y sin la técnica de agarre adecuada, perderás ese sonido tintineante agradable durante un brindis.

Step 1

Llena la copa de vino entre un tercio y la mitad de la misma. Una porción más grande hará que el cristal se sienta inestable en la mano.

Step 2

Levanta la copa por el tallo, no por el cuenco.

Step 3

Aprieta el vástago entre el pulgar y los dedos. No lo sujetes con el puño.

eHow en espanol
×